El sitio de alojamientos Airbnb, que últimamente incorporó el rubro “Experiencias” en su plataforma, ofrece en su página una “Mendoza más allá de los viñedos”, que incluye atractivos sorprendentes, como conocer la ciudad en scooters eléctricos. En esta nota incluimos algunas experiencias evaluadas con cinco estrellas “para disfrutar solo o acompañado y descubrir la amplia oferta que tiene Mendoza para encantar a todo el que llegue buscando vivir una increíble aventura”.

Experiencia 1: “Descubre Mendoza en scooters eléctricos”

“Una forma diferente y divertida de conocer los lugares más emblemáticos de Mendoza. Nacho, un enamorado de la ciudad, guiará a los viajeros a través de las bicisendas para develar los rincones ocultos y secretos de la capital”.

Experiencia 2: “Embalse Potrerillos, trekking y asado”

“Trekking, montaña, asado y vino es la combinación que propone esta experiencia para disfrutar de las mejores vistas durante el ascenso al Cerro Campanario, un almuerzo al aire libre acompañado de un buen vino y una caminata por el Cerro Cocodrilo para terminar lo que será un increíble día disfrutando el atardecer”.

Experiencia 3: “Alta Montaña por Villavicencio”

“Un apasionante recorrido por la Reserva Natural de Villavicencio, que le permitirá al viajero encontrarse con guanacos, zorros y cóndores. Una travesía hasta la cima a través de los terrenos, la capilla y los jardines del lugar”.

Experiencia 4: “Descubre la cara off-road de Mendoza”

“Si se trata de adrenalina, esta es la experiencia ideal. En una camioneta 4×4 empezará el recorrido por el antiguo camino hacia Uspallata, en donde un sendero de ripio y caracoles pondrá a prueba la doble tracción. Al final del camino, dos miradores en el primer Monolito y Cerro Aconcagua, esperan a aquellos que se animaron a esta experiencia para deleitarlos con las mejores vistas”.

Experiencia 5: Recorrido por 4 bodegas y almuerzo en Maipú

“Un recorrido por cuatro bodegas, una regional, una orgánica, otra industrial y una de las más grandes de la región, hoy convertida en museo. El viajero podrá conocer la historia de cada bodega a través de una visita guiada, descubrir los procesos para la fabricación del vino y antes de continuar el trayecto podrán degustar los vinos propios de cada bodega. Y para acompañar tan buenos vinos, una parada en un restaurante será el lugar ideal para almorzar comida totalmente casera con platos típicos de Mendoza”.