Una app de cooperación recíproca es una de las tres propuestas ganadoras del Desafío V-IDEAS, un programa que puso en marcha la UNCUYO para fortalecer las capacidades dentro del sector vitivinícola argentino.

El proyecto “Vin Der”, es una aplicación de ‘match’ entre empresas que desarrolló Eugenia Luka, de Bodega Sophenia, basada en una plataforma digital que permitirá la cooperación recíproca y el intercambio de capacidades entre bodegas. Es la “Tinder” del Vino.

Eugenia Luka, desarrolladora del proyecto ganador, es una licenciada en Psicología, de 32 años, recibida en la Universidad Católica Argentina, hija de uno de los dueños de la bodega Finca Sophenia, ubicada en Gualtallary, Tupungato, que vive en Buenos Aires, y desde hace diez años trabaja formalmente en la bodega, para lo que se formó en materia de vinos en diferentes cursos, y es la responsable de comunicación y marketing de la bodega de Valle de Uco.

Esta plataforma digital se centra en permitir la reciprocidad y cooperación a través del “trueque” de virtudes entre las empresas. La asociación con Tinder se da porque, al igual que en esa app de citas, cada perfil, en este caso bodegas, puede darle like –colocar un corazón– a otra cuenta que le ofrece lo que está buscando, y así “matchear”.

En diálogo con EcoVinos, explicó: “Este proyecto está enmarcado dentro del desafío V-Ideas que está en el programa de Innovación Permanente Vitivinícola que están llevando adelante la Uncuyo y una consultora chilena que se llama Transforme en donde el objetivo es instalar capacidades de innovación en todas las empresas que estamos participando, que somos entre 10 y 12”.

“Este primer desafío era cinético, donde todos teníamos que proponer ideas para mejorar aspectos generales de la industria. Se dividió en dos categorías: sustentabilidad o ecosistemas. Yo tomé la categoría ecosistemas, y lo que propuse fue una plataforma digital que esté diseñada especialmente para la cooperación recíproca entre bodegas que la planteé como una plataforma en donde el diferencial es que ese intercambio de capacidades y ‘know how’ se haga sobre la base del interés mutuo, o dicho de una manera más sencilla lo que antiguamente se llamaba trueque”, adelantó.

“Se trata del interés mutuo, que una bodega pueda ofrecer los distintos campos en los que es experta y también los que desea fortalecer”, comentó Luka. Por ejemplo, una empresa puede ser experta en marketing, y otra, necesitar reforzar esa área. Entonces harán “match”, hablarán por la aplicación y seguirán el diálogo por fuera de ella

En ese sentido sostuvo que se busca “permitir que si una bodega tiene una necesidad de capacitarse o asesorarse en cierto aspecto, en lugar de salir a buscar respuestas en un consultor externo, pensar ¿por qué no poder hacerlo con los propios colegas? Obviamente puede llegar a existir algún tipo de desconfianza o recelo de compartir información, porque además de colegas somos competidores, pero el hecho de que justamente sea un intercambio donde yo te doy, pero también recibo algo a cambio, en este beneficio mutuo”.

“Es una industria -agregó- donde hay un espíritu de trabajo en equipo, por ejemplo entre vecinos de una misma región que muchas veces trabajan en conjunto para sacar adelante una IG (Indicación Geográfica), y ni que hablar del laburo que se hace desde Wines of Argentina (WofA) para posicionar la marca ‘Vino Argentino” en el mundo”.

“Hay mucha camaradería, lo que pasa es que esto va como un pasito más allá en donde tal vez hay mucha cooperación para trabajar por objetivos en común, pero no es tan común que por ejemplo una bodega quiera empezar el camino de certificación de sustentabilidad, y de repente acude a Bodegas de Argentina o a algún amigo, pero no hay nada tan formal que le permita ver qué bodega ha certificado ya, y obtener el asesoramiento directo de ellos”, apuntó.

En relación al nombre, Luka explicó: “La idea es, por eso se llama ‘Vinder’, lo que yo pensé en cuanto a la interfaz, que como la base de la famosa aplicación de citas Tinder, en donde cada bodega participante desarrolle un perfil, y cuando dos de ellas coincidan en una búsqueda se denomina “match”, porque cada bodega debería establecer de antemano cuando crea su perfil en donde se considera experto y el campo que quisiera fortalecer. Entonces yo, por ejemplo, tengo una necesidad puntual, me meto en la plataforma, voy a buscar bodegas que se consideran expertas en cuanto a posicionamiento de marca, por ejemplo. Una vez que filtro, la plataforma me va a mostrar todas aquellas bodegas que se han declarado expertas en eso, voy evaluando la que me interesa y le envío una solicitud o un ‘like’, como que me interesa cooperar con vos”.

“Entonces voy a recibir esa notificación para evaluar en nuestro perfil. Verá si algún campo en donde nosotros nos hemos considerado expertos, y por ende le interesaría este intercambio. Y en caso de que sea así, se generaría ese ‘match'”, puntualizó.

Sobre la etapa en que se encuentra ‘Vinder’, Eugenia Luka dijo que es “un proyecto, incipiente, muy, muy embrionario. A raíz del de la presentación que tuve que hacer y ante los miembros de la UNCuyo y de la consultora, les interesó y me adelantaron que les gustaría ser agentes de concretarla”.