La industria del conocimiento es el sector que utiliza la información para generar valor y riqueza a través del aprovechamiento de los avances tecnológicos, la digitalización y la inteligencia artificial. En esto se basó la temática abordada en el Foro Mendoza Tec 2020, donde diversos expositores detallaron lo fundamental que es aprovechar esta economía emergente y las oportunidades laborales que genera para nuestro país.

El foro brindó la posibilidad de comprender qué observan las empresas de cara al futuro y cuáles son sus requisitos.

Qué requerimientos tienen las industrias del conocimiento

Sebastián Mocorrea, presidente de Argencon, afirmó: “Es fundamental entender que el mundo y las empresas que abarcan la economía del conocimiento buscan a emprendedores que sepan manejar y tengan habilidades digitales (algo que los nativos digitales ya traen incorporado desde chicos). El segundo escalón imprescindible para las empresas es el idioma inglés; puesto que las fronteras de los países son cada vez más difusas, el idioma inglés se establece como universal para la economía del conocimiento y la economía digital”.

“La economía del conocimiento no es un mero sector, sino una transformación absoluta de la economía y nuestro país debe impulsarla. Si no es a corto y medio plazo, no vamos a tener futuro”, continuó.

En esta misma línea, Javier Peña Capobianco, director ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Exportadores de Servicios (ALES), destacó que es muy importante comprender que hoy en día el nacimiento de las empresas se realiza a través de un componente social; es decir, como toda empresa, busca obtener un fin lucrativo, pero también busca generar un impacto social y ecológico.

“Es necesario pensar en las actuales generaciones al mercado laboral, las que van a conducir y liderar a las empresas en el futuro (millennials, centennials y nativos digitales). Lo interesante es entender que les gusta y prefieren el trabajo a distancia, están familiarizados y prefieren relaciones horizontales de trabajo, tienen muy alta capacidad de innovación y, en particular, les interesa trabajar y crear empresas que tengan este tipo de impacto en la sociedad”, explicó Peña Capobianco.

Además, Santiago Mignone, presidente de PwC Argentina (PricewaterhouseCoopers), señaló: “Lo importante en la economía del conocimiento es el recurso humano. Esto significa que ya no solo se obtienen los puesto de trabajo de profesionales universitarios sino que se ha desarrollado una nueva casta, la que refiere a todas las habilidades prácticas y digitales que los jóvenes ya traen incorporadas, y que se suma a los profesionales universitarios”.

En este sentido, Martín Umaran, COO Fundador de Globant, destacó: “La economía del conocimiento es inclusiva, es transversal y trasnacional, y busca llevar el trabajo allí donde la gente quiere vivir. Lo cierto es que la economía del conocimiento permite trabajar de esta manera, hacer grupos y aprovechar el acceso al conocimiento, que es absolutamente democrático”.

En qué situación se encuentra Argentina

Finalmente, María Eugenia Estenssoro, autora de Argentina Innovadora, marcó que nuestro país vive una situación muy complicada en los últimos diez años respecto de las oportunidades y el crecimiento de este tipo de industrias.

“Actualmente, estamos atravesando el proceso de una cuarta revolución industrial, es decir, esta gran revolución tecnológica que atraviesa la humanidad se está acelerando cada vez más. Dentro de este contexto, a mi juicio, la Argentina se está equivocando en las últimas medidas; por ejemplo, en la suspensión de la Ley de la Economía del Conocimiento. Esto hace que grandes empresas se estén mudando a países como Colombia, Costa Rica y, sobre todo, Uruguay”, aclaró Estenssoro.

“En la última década, los servicios del conocimiento en el mundo crecieron en el 92 %; en Asia, el 157 %; en Europa, el 74 %; Latinoamérica creció en sus exportaciones de conocimiento el 34 %, mientras que Argentina solo creció el 18 %. Esto hace que se atrasen y se desincentiven las inversiones a corto, mediano y largo plazo para nuestro país”, finalizó. Fuente: Unidiversidad