Jorge Cardozo, el enólogo italiano Attilio Pagli, Hugo Martino y Raùl Molteni.

Bodega Martino Wines acaba de anunciar su relanzamiento en la Argentina, a 20 años de haber comenzado el proyecto, allá por 2001, cuando irrumpió en la industria del vino bajo el nombre Fincas Don Martino.

Según explicaron desde la bodega ubicada en Agrelo, Luján de Cuyo, las ventas en el mercado doméstico vienen creciendo a un ritmo del 25% anual durante los últimos 5 años y constituye el 20% de la comercialización de su portafolio. Además, el objetivo es concluir el 2021 con un incremento en las ventas del orden del 30%.

La bodega surgió de la unión con tres amigos con expertise en el manejo de los negocios, finanzas y desarrollo de procesos compartiendo su pasión por el vino.

Martino Wines se sitúa en la localidad de Luján de Cuyo, a solo a 20 minutos de la ciudad de Mendoza y su bodega data de principio de siglo, 1901. Posee 44 hectáreas de viñedos propios plantados en la zona de Barrancas y 7 hectáreas de Malbec en su finca La Violeta, corazón de Agrelo con las viñas más antiguas de la zona que datan de 1926 elaborando vinos de alta calidad.

Para ello, la bodega prevé el lanzamiento de nuevas marcas y productos “a fin de afianzar su portafolio de vinos de perfil europeo, explorando y revalorizando nuevas variedades, autóctonas de Mendoza como la más reciente cepa Marselan, hija del Cabernet Sauvignon y de la Garnacha tinta”.

Además, anunciaron que en breve estarán ampliando el portfolio de la bodega con su primer rosé de Merlot, un Pinot Noir y un espumante.

“La nueva etapa de Martino Wines incluye un trabajo de organización interna, reorganización de su estrategia comercial con nuevos acuerdos de política de distribución regional y la puesta en marcha de un plan comunicacional. También, la apertura y el desarrollo de mercados internacionales como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Perú y la consolidación del mercado asiático, con China como principal cliente”, explicaron.

Además, entre las novedades prepara el área de turismo y para fines de 2021, la inauguración de un restaurante en la bodega.

“Tenemos una empresa sana macroeconómicamente, una propuesta atractiva con variedades atípicas para el mercado local y productos de calidad que nos prepara para crecer en el segmento de vinos Premium”, sostuvo Hugo Martino, socio fundador de Martino Wines.

“Nuestros vinos son productos de la pertenencia de nuestro lugar y la puesta en valor de lo propio”, agregó Fernanda Martino a cargo del área comercial y marketing de la bodega.

Cabe destacar que la bodega está equipada con la más alta tecnología para vinificar las uvas provenientes de viñedos ubicados en regiones clave de Mendoza respetando el medio ambiente y haciendo un uso responsable de los recursos naturales.

Martino Wines cuenta con un equipo enológico dirigido por el winemaker Sergio Montiel y el asesoramiento del prestigioso italiano Attilio Pagli, enólogo y viticultor internacional nacido en Toscana, especialista en variedades autóctonas en su país como Sangiovese y un precursor del Malbec.

El winemaker Sergio Montiel

La propuesta de la bodega se concentra en las líneas Martino Superiore, vinos con gran potencial de guarda, y Martino Varietales de cepas atípicas, que compiten en los segmentos que van desde los $2.300 hasta los $1.200 respectivamente, ofreciendo una buena relación calidad precio.

Según explicaron, Martino Superiore comprende vinos que expresan la esencia de su lugar de origen y una identidad propia y exepcional de cada terruño de Mendoza. Productos extraordinarios, auténticos con cualidades representativas de su región que se caracterizan por su elegancia, robustes, potencia, frescura, frutalidad, complejidad, carnosidad y el excelente equilibrio entre el roble y las características propias de cada variedad.

Mientras que la línea Martino Varietales son productos frescos, versátiles, bebibles y atractivos con gran expresión frutal por su ligero paso por barrica.

“Nuestra apuesta es ofrecer constantes novedades al público y la mejor calidad en cada variedad, haciendo productos sabrosos y atractivos para disfrutar”, agregó Montiel.