El Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública continúa sin pausa con la capacitación de sus equipos técnicos en la implementación del método BIM (Building Information Modeling), un sistema de gestión de obras que tiene como objetivo agilizar la ejecución de los trabajos, con el plus de una significativa reducción de costos y de tiempo de realización.

Además, la herramienta, que viene a remplazar el uso del AutoCAD en el diseño de planos por parte de arquitectos e ingenieros, proporcionará una notoria mejora de la calidad de los proyectos finales, previo al inicio de obras como escuelas, caminos y viviendas, entre otras. Esto evitará posibles “interferencias en el diseño” y redundará en una construcción que no necesitará modificaciones sobre su marcha.

“Esta semana empezamos con las capacitaciones al personal del Instituto Provincial de la Vivienda y la Subsecretaría de Infraestructura Escolar. La semana pasada y la anterior hicimos lo propio con Vialidad Provincial y el Departamento General de Irrigación”, explicó el subsecretario de Planificación y Seguimiento, Mauricio Garay.

“El sistema BIM promueve el trabajo en conjunto, organizado y coordinado entre las distintas áreas que están detrás de un proyecto. Viene a cambiar por completo la ejecución individual y desconectada del resto, con información que está al alcance de todos”, agregó el ingeniero.

Está previsto que las reuniones continúen hasta el próximo año y se cubran así todas las etapas de los talleres virtuales. En tanto, por estos días y en paralelo con la capacitación, el Ministerio está trabajando en proyectos piloto con la utilización de la metodología BIM, con el objetivo de que, desde 2021, definitivamente comiencen a realizarse en la provincia todos los diseños de obras a través de este sistema.

Si es utilizada en etapas tempranas de proyectos como la formulación, desarrollo, licitación y adjudicación, esta inversión tecnológica, que tuvo su origen en Gran Bretaña y Estados Unidos y es muy usada en Chile, produce una reducción de costos de hasta 40% para el Estado, entre otros beneficios.

En este sentido, Lucrecia Real, quien pertenece a la consultora que está a cargo de las capacitaciones, indicó que este método de gestión de obras “ofrece una serie de ventajas y beneficios que no pueden otorgar los actuales sistemas, como el AutoCAD. Se trata de una base de datos que trabaja con 3D que les da más realismo a los proyectos, y esto se traduce en una ejecución más ágil, de mejor calidad y con menores costos”.

La capacitación comenzó en mayo y se hace de manera virtual, a raíz de los impedimentos que ocasiona la pandemia. No reviste un gasto para el Estado, dado que se trata de una licencia especial que concedió la firma Autodesk al gobierno provincial, a través del programa nacional llamado Sistema de Implementación BIM (SIBIM), que en la actualidad también es utilizado por Buenos Aires y San Juan.

Los talleres están dirigidos al personal técnico de todo el Ministerio y sus organismos descentralizados como Vialidad, IPV e Irrigación.

Radiografía de la metodología BIM

• Intercambio integral de la información.
• La información puede ser corregida o consultada desde múltiples plataformas.
• Reducción de costos finales de la construcción.
• Construir más con la misma inversión.
• Mejores resultados para el cliente/ciudadano.
• Aumento en la productividad.
• Mejor uso de la información.
• Eliminación del 40% de cambios y errores del proyecto.
• Mayor transparencia.
• Mayor eficiencia en la gestión técnica.