Guilherme Koerich. Gerente comercial de Portobello.
Periodista

En el contexto de la presentación de la nueva colección de Portobello para todo el país que se realizó en Hipercerámico, Guilherme Koerich, gerente comercial de esta reconocida firma brasileña–junto a Fernanda Salvaro- estuvo en Mendoza y dialogó con Econstrucción.

– ¿En qué se diferencia el mercado mendocino de otros?

– Debido a la globalización y al acceso cada vez mayor a la información, en Mendoza se presenta lo mismo que en Buenos Aires u otras capitales importantes ya que aquí se busca la novedad y el diseño. Sin embargo, algo diferencia a esta provincia de otras y es la hospitalidad de sus habitantes, el gusto que tienen por invitar a casa y por disfrutar de ese espacio; algo que no se da en otros sitios donde la vida social se hace fuera del hogar. La pandemia, incluso, ha acentuado esta característica.

– ¿Cuál ha sido la situación de Portobello en torno a la pandemia?

– Por un lado, nuestra empresa ya había comenzado con la digitalización de muchos de sus procesos lo que, claro, se acentúo a partir del año pasado pero, por otro, en el primer momento que tuvimos, elegimos el contacto presencial, traer las novedades y propiciar los encuentro cara a cara.

– ¿Y en relación a las ventas?

– En nuestro rubro, tanto en Argentina como en el resto del mundo hubo crecimiento ya que la gente empezó a cuidar y valorar más su casa, su burbuja.

– ¿Qué incidencia tiene Argentina en lo que Portobello vende anualmente?

– Un cuarto de lo que producimos en Brasil se exporta y, de esa parte, más de un quinto (5% aproximadamente) viene a la Argentina, que es nuestro principal partner económico y comercial en una empresa que factura 10 millones de reales (U$S 1.825.469,10) por año. Además, para Argentina siempre destinamos lo más nuevo ya que es consumidora de nuestro mix más noble y está al frente de la vanguardia y la tendencia.

– En relación a esto, ¿cuál es la tendencia actual en cerámicos?

– La colección se llama UNLTD Experience, lo que implica que no hay más límites para hacer nada, se destacan los formatos nuevos y largos (de 90x180cm.) y los slabs (de 120×270 cm.) que admiten, incluso, salirse de pisos y paredes para ir al techo o hacer móviles. Todo esto, con una fuerte apuesta en la sustentabilidad ya que hoy el 90% de residuos que generamos son reciclables y vamos por más en este sentido.

– ¿Cuál es la proyección que tienen para el 2022?

– En países como los nuestros, es difícil realizar pronósticos dada la alta volatilidad económica, política y social y los cambios en las condiciones para importar que se han dado en Argentina. Sin embargo, sí prevemos un crecimiento general en torno al 10% pero, más allá de eso, creemos que hay que aprovechar la ola actual que vive el sector en general.

– ¿Qué inversiones tiene previstas Portobello?

– La empresa hizo un plan de internacionalización y empezó por Estados Unidos en donde hoy tenemos oficinas y tres bodegas y estamos por comenzar la construcción de nuestra primera fábrica fuera de Brasil. Además hemos sumado una línea en completamente nueva en nuestra fábrica con el fin de incrementar la producción, al tiempo que estamos en desarrollo de oficinas para Centro América y un show room en Europa. Pensamos de manera global pero actuamos localmente ya que cada mercado tiene su particularidad.