La representación del Ente Mendoza Turismo (Emetur) la ejerció Marcelo Reynoso, en su doble papel de director de Calidad y Servicios Turísticos y director del Plan Estratégico de Alta Montaña (PEAM). En la oportunidad, Reynoso presentó el plan, el primero en el país que apunta al desarrollo turístico de la montaña y distribuyó una versión impresa.

El Comité para el desarrollo sustentable de las regiones montañosas de la República Argentina es un ámbito de articulación de políticas, que agrupa a instituciones del sector público vinculadas a la temática de montañas. Su presidencia y secretariado técnico es ejercido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en tanto la vicepresidencia está a cargo del Ministerio de Agroindustria. El Punto Focal Internacional corresponde a la Dirección General de Asuntos Ambientales (DIGMA), del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Otros organismos de estado conforman una instancia de articulación y discusión de estrategias, para lograr una sinergia que facilite el trabajo en común. Entre ellos, están la Administración de Parques Nacionales, el Conicet, la Dirección Nacional de Determinantes de la Salud, Gendarmería, el Ianigla, Instituto Geográfico Nacional, el Servicio Meteorológico y la Subsecretaría de Desarrollo Turístico.

En la reunión, fue posible advertir el alto grado de pertinencia del PEAM respecto de los objetivos del Comité de Montaña, el cual busca definir propuestas de desarrollo sostenible para las regiones montañosas de la Argentina, coordinando y articulando estrategias entre los distintos organismos competentes.

El PEAM, en consonancia, se halla propuesto y formulado para de favorecer un crecimiento armónico de la zona de montaña, como también mejorar la calidad de vida de pobladores mediante la inclusión social, laboral y la resolución de problemas mitigables a través de un desarrollo sostenible.

El consenso sobre lo que es necesario

El Comité propone objetivos de trabajo y metas a partir de acuerdos que definen a la montaña como una fuente de recursos vitales que produce minerales, productos forestales y agrícolas y medios de esparcimiento.

Esas actividades, que incluyen el turismo, deben ejercerse teniendo en cuenta la complejidad y fragilidad de la ecología de sus ecosistemas y su importancia global, las posibilidades de deterioro ambiental propias y las adicionadas por el hombre y la vulnerabilidad de sus poblaciones. Por ende, se coincide en la necesidad de adoptar medidas que favorezcan un ordenamiento apropiado de los recursos de las montañas y el desarrollo socio-económico de sus habitantes.

El PEAM provincial ha avanzado en ese mismo sentido, al proyectar el desarrollo partiendo del conocimiento conseguido con el uso de herramientas cartográficas y tecnológicas y el asesoramiento de organismos públicos y privados. Así, ha sido posible plantear el desarrollo de la industria turística desde una decidida vocación ambiental y con una organización que permita la competitividad y sustentabilidad de la economía y el desarrollo social.