En Pescara 190 del carril Gómez S/N del departamento de Maipú, se levanta el Mercado Central cuyo objetivo principal es vincular de manera más estrecha y transparente a los productores de nuestro departamento y provincia con los consumidores. Alentando la producción local de alimentos.

“Desde nuestros inicios tuvimos la necesidad de poder desarrollar nuestro proyecto, es por ello, que ya contamos con el master plan y actualmente estamos trabajando en las habilitaciones correspondientes”, remarcó el hacedor del proyecto el emprendedor Daniel Guerrero.

Actualmente cuenta con un predio, terreno de 8 hectáreas ubicadas estratégicamente, en zona industrial, el mismo cuenta con 6.000m2 de galpones antisísmicos.

Es importante señalar que se contrató a un estudio de arquitectos e ingenieros, para llevar adelante el master plan del proyecto y la presentación del mismo al municipio.

El proyecto cuenta con alrededor de 200 locales internos con respectivas áreas de esparcimiento e higiene.

“Es un proyecto de gran envergadura, que generará alrededor de más de 500 puestos de trabajo en forma directa e indirecta. Estamos trabajando conjuntamente con una institución mutual, con más de 30 años de experiencia, para llevar adelante la administración del mismo”, destacó Guerrero que es desarrollador inmobiliario y también autor del libro “El Guerrero del Dinero”.

Daniel Guerrero, impulsor del proyecto

Maipú

El departamento de Maipú, cuenta con el mayor cinturón verde de producción agrícola del gran Mendoza, es por ello, que tenemos como objetivo principal, de generar un vínculo más cercano entre los productores de frutas, verduras y hortalizas de nuestro departamento y el consumidor final del mismo., abaratando de esta manera la cadena de comercialización y trabajando conjuntamente para bajar los costos de productos de la canasta básica, en cada una de las familias maipucinas y mendocinas.

“Es nuestra prioridad abrir el mercado a nuevos modelos de negocios, al emprendedorismo a entidades que fomenten la integración social y laboral de las personas, pudiéndose brindar espacios en el mercado, para facilitar la comercialización de productos y servicios”, remarcaron por parte de este proyecto.

Para que distintas asociaciones de productores, ONGs y centro de jubilados puedan contar con un espacio, que les permita poder crecer y desarrollarse.

“Creemos fervientemente que estos espacios de comercialización garantizan el acceso a los alimentos de la canasta básica a un precio justo, ya que se logra el fortalecimiento de las cadenas de valor y se puede lograr nuevos proveedores de productos agroalimentarios a través de la capacitación permanente de productores, industrias elaboradores y comercializadores de productos regionales”, finalizó el emprendedor.