De izquierda a derecha: Fernando Santanciero, Cristian Ríos, Bruno Sasschetti y Margarita Solivellas.

MIDAS es una empresa local de software que nació en 2008. Cuenta con una oficina central en la provincia y 68 colaboradores que trabajan desde Mendoza, Córdoba, Santiago del Estero, San Luis, Neuquén y Buenos Aires. Sus socios son Fernando Santanciero y Margarita Solivellas.

Un dato curioso es que desde octubre, la semana laboral para los integrantes del equipo será de 4 días. En esta entrevista con ellos conocemos los detalles de esta nueva modalidad.

¿Cuál es el enfoque actual de MIDAS?

La empresa se inició en 2008 cuando uno de los socios regresó a Mendoza luego de algunos años de experiencia laboral en Buenos Aires.

Desde el comienzo tuvimos la oportunidad de brindar servicios a clientes fuera de Mendoza y siempre intentamos generar relaciones a mediano y largo plazo con calidad y profesionalismo.

Esa experiencia, sumada a los resultados logrados en los proyectos y servicios, nos ha permitido tener un crecimiento sostenido en el tiempo en estructura, en metodología, en herramientas tecnológicas y en el tamaño de los clientes que hoy confían en nosotros.

A lo largo de este proceso siempre hemos mantenido una fuerte cultura interna con foco en la gente (le llamamos “Gen MIDAS”) y trabajamos permanentemente para que sea un valor diferencial.

Nuestra visión es ser referentes en soluciones/servicios tecnológicos y evolución integral del talento para agregar valor a cada cliente. Nos basamos en un modelo de crecimiento sustentable con firmes valores éticos.

¿Qué servicios ofrece la empresa?

Principalmente, desarrollo de soluciones de software (web + mobile), consultoría y servicios de análisis funcional, experiencia de usuario (UX), arquitectura, tecnología y procesos ágiles.

Como parte de nuestra experiencia en múltiples proyectos relacionados con el negocio de impo/expo hemos desarrollado un producto para la gestión de contenedores llamado GECO.

¿Quiénes son sus clientes?

En Argentina se dividen entre grandes empresas como YPF, Banco Galicia, EcoGas, British American Tobacco, MSC y Merck y empresas más chicas que a nivel tecnológico o de producto tienen desafíos interesantes por resolver. Además, a lo largo de estos años hemos desarrollado proyectos para importantes compañías de Chile, Brasil, México, Estados Unidos, Suiza, Centroamérica y Bolivia.

¿Cómo operó la compañía durante la pandemia?

Nos adaptamos muy rápido. En marzo de 2020, 3 días antes de que se dictara el aislamiento obligatorio, ya nos habíamos organizado y estaba toda la gente trabajando desde su casa.

Luego, el desafío fue estar cerca del equipo y de los clientes en todo momento. A pesar de la distancia logramos mantener nuestra cultura y la conexión con la gente.

Hoy trabajamos con un esquema mixto y consideramos que la presencialidad y el contacto son fundamentales. Las oficinas son un punto de encuentro rotativo y coordinado para reuniones puntuales, actividades grupales, etc.

¿Cómo surgió la iniciativa de acortar la semana laboral a 4 días?

Dentro de nuestro plan estratégico (2021-2023) hay objetivos que están alineados con algo que consideramos clave: en MIDAS el trabajo no es solo un medio de vida, sino que se trata de “vidas en el trabajo”.

La idea surgió del “Squad Bienestar MIDAS” conformado por Bruno Sasschetti, Cristian Ríos y Margarita Solivellas que se formó para trabajar en algunos de esos objetivos. Buscamos pensar e implementar experiencias que impacten de manera real y efectiva en el bienestar de las personas que hoy forman la familia MIDAS y además, lograr que más gente desee ser parte. Trabajamos mucho en diferentes aspectos hasta articular la manera de implementar, operar y formalizar el proyecto.

La denominamos “experiencia primavera” ya que durante septiembre comenzamos con una primera etapa en la que tenemos medio día libre por semana. A partir de octubre será un día completo y de esta forma pasamos a tener una semana de 4 días laborales.

Debido a que en ciertas posiciones no es posible implementar esta modalidad por las características propias del trabajo, en esos casos hemos decidido sumar una semana adicional de vacaciones.

Es importante destacar que esto no afecta los planes de MIDAS en cuanto a revisiones salariales periódicas sino que es un beneficio que se suma.

¿Cómo se organiza el trabajo con esta nueva modalidad?

MIDAS no cierra. Trabajamos los 5 días de la semana. Para la semana adicional de vacaciones o el día libre de la semana laboral reducida se coordinan los equipos de proyectos para lograr cobertura completa. Algunas personas tendrán libres los lunes y otras, los viernes.

A nivel interno, el desafío es la coordinación. Lo hemos estudiado mucho (por casi 3 meses) y creemos que estamos preparados para hacerlo muy bien. Todo el equipo MIDAS es consciente de que esta experiencia es una oportunidad, por eso estamos muy comprometidos para que funcione.

A nivel externo no debe verse afectado ningún proyecto, ningún cliente, sino todo lo contario. Creemos que esto generará mayor compromiso y además, tenemos la expectativa de que también tendrá impacto en reducir la rotación, atraer nuevos talentos y mejorar la eficiencia, lo que impacta directamente en nuestros clientes.

¿Cuáles consideran que son las oportunidades para las empresas de tecnología hoy?

Mejorar la oferta de servicios para poner foco en el valor agregado y no simplemente en la ejecución de tareas de índole tecnológica. Es decir, aplicar tecnología con un objetivo claro y enfocado en el valor y la diferenciación, acelerar la digitalización, mejorar los procesos y la experiencia de los clientes.

Esta “nueva normalidad” provocada por la pandemia ha cambiado los hábitos de consumo, por ende, gran parte de las industrias y empresas tendrán que modernizarse y digitalizarse. Muchos piensan que eso se resuelve únicamente incorporando tecnología pero entendemos que es un cambio más profundo, cultural y estratégico. La mayoría de las empresas necesita ayuda en ese proceso, no solo en el desarrollo de una herramienta o la implementación de un producto.

¿En qué proyectos está trabajando MIDAS?

Al tener acuerdos de confidencialidad con todos nuestros clientes no podemos dar detalles específicos, pero estamos trabajando en muchos proyectos interesantes.

Uno de ellos es una plataforma para configurar, ejecutar, controlar y medir análisis que se realizan sobre dos tipos de medicamentos muy conocidos en el mercado. Este proyecto tiene el desafío de interactuar con dispositivos específicos: brazo robótico, calentador, automuestrador, agitador, etc. para que los experimentos se ejecuten de manera totalmente automática y desasistida. Otro es una plataforma para democratizar inversiones inmobiliarias.

También estamos avanzando en un proyecto para administrar rutas y tomar lecturas en medidores de consumo para una importante empresa de distribución de servicio público (utility) y uno de reingeniería sobre una solución para la industria del Oil & Gas enfocado en procesos específicos de la gestión de pozos (reingeniería a una arquitectura de servicios).

Asimismo, llevamos adelante la arquitectura de backend orientada a microservicios y a tecnología de front end integrada con diferentes módulos independientes para una importante entidad financiera nacional y la automatización de los procesos de un depósito de contenedores con gran volumen de operación para una empresa internacional.

¿Cómo esperan cerrar el año?

Nuestra expectativa es finalizar 2021 con un crecimiento del 91 % en facturación con respecto a 2020. Si bien el crecimiento de la empresa se ha acelerado por la cantidad de nuevos proyectos y clientes, el escenario postpandemia también ha contribuido a potenciar el sector.