Desde el Área de Estudios Regionales del Instituto de Trabajo y Producción (ITP) de la UNCUYO se dio a conocer el Informe 2019 del Observatorio Laboral.

El documento analiza la realidad del mundo del trabajo en el territorio provincial durante el 2019, considerando el panorama regional y nacional. Se ofrece así un detalle del escenario local sobre el que se asientan los efectos de la actual crisis generada por COVID-19.

En el caso de Mendoza, los principales datos son:

  • La creación de empleo en la provincia estuvo explicada por la incorporación de puestos de baja calidad. La informalidad se mantuvo por encima del promedio nacional, con un valor cercano al 40% y la subocupación demandante aumentó 0,8 pp alcanzando el 13,1%. (Comparación interanual promedio –Fuente: EPH-INDEC).
  • En el Gran Mendoza durante 2019, la tasa de actividad creció 1,9 pp mientras que el empleo total aumentó sólo 0,5 pp. De esta manera, se produjo un incremento del desempleo que alcanzó en el año un valor promedio de 8,3% (Comparación interanual promedio – Fuente: EPH-INDEC).
  • La creación de empleo en la provincia estuvo explicada por la incorporación de puestos de baja calidad. La informalidad se mantuvo por encima del promedio nacional, con un valor cercano al 40% y la subocupación demandante aumentó 0,8 pp alcanzando el 13,1%. (Comparación interanual promedio – Fuente: EPH-INDEC).
  • El empleo privado registrado de Mendoza finalizó el 2019 con una pérdida neta de puestos (-3.689) registrando una caída del 0,8% promedio anual (Fuente: SIPA – MTEySS).
  • La caída del empleo formal fue mayor en el Gran Mendoza donde la mayoría de las actividades económicas presentó una disminución en el número de asalariados/as registrados/as, especialmente en el comercio (-3,7%) y la construcción (-7,5%). La industria manufacturera (1%), el transporte (1,7%) y los servicios financieros (

Además dedica una sección especial a artículos de investigadores e investigadoras de la UNCUYO, que buscan contribuir al debate en cuestiones relativas a las condiciones de vida frente al aislamiento y al trabajo docente en contextos de virtualidad.

Este informe es un trabajo de larga data al interior del ITP que apunta a integrar diversas fuentes de datos para analizar la evolución de los principales indicadores laborales (actividad, empleo, desempleo, subocupación e informalidad), las características de los ocupados, las condiciones laborales de distintos grupos poblacionales como así también el comportamiento del empleo a nivel sectorial.

Los interesados pueden consultar aquí el informe completo.

Sobre los Observatorios

El mundo del trabajo se convirtió en las últimas décadas en objeto de especial observación, tanto de Estados como de sociedades civiles teniendo en cuenta las dificultades del sistema económico mundial para generar trabajo de calidad, y en las cantidades necesarias, a fin de asegurar una vida digna a la población.

En ese contexto, los Observatorios son parte de estrategias o propósitos de política laboral. En algunos casos, son instrumento de las políticas activas de empleo e intermedian entre oferta y demanda laboral con efecto directo sobre el empleo. Y en otros casos son espacios de producción de información laboral con un impacto indirecto sobre el empleo, que contribuye a la toma de decisiones, en mejores condiciones.