En medio de la polémica por el cierre del aeropuerto El Plumerillo, con los trastornos que ocasionaría a los pasajeros y las pérdidas económicas para distintos sectores, calculadas en cerca de 850 millones de pesos; la Nación confirmó que se hará cargo del costo del traslado de los pasajeros, ya sea de San Rafael, San Luis o San Juan, a donde arribarán vía aérea.

Fue el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien confirmó esto, que viene a ser una especie de alivio en medio de las preocupaciones por lo que implicará tener cerrado durante 90 días el aeropuerto local, entre septiembre y diciembre.

La confirmación de que el gobierno nacional costeará entre setiembre y diciembre el tramo terrestre hasta Mendoza de todos aquellos usuarios que deban aterrizar en San Juan, San Rafael o San Luis la hizo Dietrich durante el Aviation Day Argentina, un evento que se realizó en el hotel Hilton de Puerto Madero y que reunió a referentes de la industria aerocomercial de Argentina y América del Sur, funcionarios, proveedores de servicios y fabricantes de aeronaves, entre otros.

Según el ministro, el gasto de trasladar a los 324 mil pasajeros que se calcula que serán afectados llegaría a los 100 millones de pesos. “Lo vamos a pagar nosotros, gestionando el sistema de check in, operando desde la terminal de Mendoza y eficientizando el sistema de taxis y remises”, sostuvo.
Según datos del Ente de Turismo, el 15% de todo el turismo que llega a Mendoza viene por avión, el punto es que este 15% es proporcionalmente el que más gasta y consumo servicios de alta gama en la provincia.

Dietrich aprovechó la ocasión y disparó contra la anterior gestión: “Apenas nos enteramos de la obra que había que encarar lo comunicamos a las autoridades provinciales. Lo que sí es cierto es que en la gestión anterior hicieron con este problema lo mismo que durante 12 años: esconder la mugre debajo de la alfombra”.

Las obras:

La remodelación de El Plumerillo es una megaobra que costará 1.000 millones de pesos y daría empleo a cerca de mil trabajadores.

“Mendoza tendrá uno de los mejores aeropuertos de Argentina, por lo que el impacto negativo se va a compensar con creces con el positivo”, señaló Dietrich.

Mientras que la Provincia se hará cargo del vial, el resto lo enfrentará la Nación.

En mayo de 2013 comenzó la ejecución de un Plan de obras previstas en 5 etapas para el aeropuerto El Plumerillo de Mendoza. En este sentido, restan las etapas 4 y 5, que corresponden a las “Obras Lado Aire”, un conjunto de acciones que abarcan trabajos en la pista de aterrizaje, calles de rodaje, plataforma y balizamiento.

Entre las obras previstas se harán mejoras en infraestructura de seguridad, que incluyen la reparación integral de la pista de aterrizaje y calles de rodaje, la ampliación de la plataforma y la instalación de un nuevo sistema de luces LED- el primero en el país- y balizamiento.

Además se trabaja en la ampliación y remodelación integral de la terminal de pasajeros, que abarca una superficie de 12.000 metros cuadrados y que esta siendo modernizada en su totalidad.

El aeropuerto mendocino es el cuarto en importancia del país. Atiende un volumen de aproximadamente un millón de pasajeros al año y cuenta con vuelos de cabotaje nacional e internacionales.

Las alternativas

El gobierno evalúa las alternativas para el aterrizaje de los aviones sanitarios: el aeroclub de La Puntilla, el helipuerto de la Base Cóndor, el aeródromo de Rivadavia, que es propiedad de la emrpesa Aerotec, y el aeroclub de San Martín. Sin embargo, se perfila con más posibilidades el de Luján de Cuyo porque es el que menos costo requiere para ser adaptado.

]]>