Germán Coria Giménez quien, con su hermano Martín y su padre Rodolfo, dirige desarrolladora con el foco puesto en los entornos naturales y el turismo rural.
Periodista

Con el objetivo de que el Valle de Uco no sea solo un privilegio de pocos, el grupo mendocino Coria Giménez Desarrollos ya comenzó a pre-vender su tercer proyecto, en el que combina inversión inmobiliaria y turística. Hasta el momento, quienes ya forman parte de este emprendimiento son inversores de Mendoza y de otras partes del país así como valletanos que anhelan vivir en un barrio privado sin perder la belleza de su entorno natural.

Es que el potencial turístico que aún tiene la zona junto emblemático paisaje ha sido un gran atractivo para los compradores que buscan espacios seguros, ordenados y –en el caso de la apuesta turística- con detalles de administración, mantenimiento y seguridad resueltos.

De este modo, el proyecto se dividirá espacialmente entre los sectores para las casas de fin de semana tanto para los propietarios como para alquiler y los sitios en donde estarán las viviendas permanentes.

De este modo, Tupungato Valley es una propuesta con 178 terrenos de 1.000 m2 dentro de una finca que –a 5 minutos del centro tupungatino y con el Cordón del Plata como marco- tiene 170 hectáreas de las que 29 serán urbanizadas, además, con espacios verdes y amenities.

“Comenzamos con la preventa el 2 de noviembre y ya vendimos el 50% de los lotes”, contó entusiasmado Germán Coria Giménez quien, con su hermano Martín y su padre Rodolfo, lleva adelante esta desarrolladora con el foco puesto en los entornos naturales y el turismo rural.

La buena performance de la preventa se debe, según él, a que los terrenos cuestan prácticamente la mitad del valor que tendrán en el futuro (hoy entre 17 y 18 dólares el metro cuadrado con una proyección de valorización a unos 35 dólares) y a que tanto Tupungato como otras zonas del Valle de Uco se han convertido en la nueva bocanada de aire fresco que tiene nuestra provincia.

“Nuestros proyectos buscan ser autónomos entre sí, pero el hilo común es la accesibilidad, la existencia de servicios y la preservación de los entornos naturales”, expresó Coria Giménez quien alegó que en tiempos de pandemia –dadas las restricciones para viajar- muchas de las consultas de inversores extranjeros se quedan –por el momento- allí.

“Estamos enfocados en transferir negocios y en abrir este destino a las clases medias altas y –por qué no- también a las medias”, agregó el Ejecutivo también a cargo de la parte comercial de la firma. En este sentido, aunque el emprendimiento está en una finca, la propuesta no incluye –como otras en esta zona de Mendoza- ni la necesidad de tener un viñedo propio ni la de elaborar vino personalizado.

“Nos dimos cuenta de que esto era un modo de encarecer el acceso pero, también, de que para muchas personas era algo más en lo que pensar y preocuparse”, agregó Coria Giménez quien destacó la importancia de ampliar la oferta en el Valle de Uco con el fin de que el destino se potencie en lugar de “romperse” por ser demasiado exclusivo.

Coria Giménez Desarrollos es un grupo de Mendoza que arrancó en 2005 con el proyecto Vistacalma en Potrerillos, pero que ya había hecho una experiencia previa con Pueblo del Río y, después, siguió con el barrio Entre Vides en el Valle de Uco.

Hace 11 años adquirió el terreno en el que se levantará Tupungato Valley ya que apuesta a la proyección y crecimiento de la zona así como a aportar identidad y experiencia local en una zona en la que predominan los emprendimientos extranjeros. La facilitación de la construcción y la importancia de que la misma sea accesible para los propietarios, son características que –aseguran- también destacan a esta desarrolladora local.