El nuevo edificio, que fue adjudicado a la UTE Stornini-Ayfra-Construcciones San José, posee una superficie de 18.000 metros cuadrados, de los cuales 14.700 están cubiertos y se ejecutaron con un sistema mixto de construcción que incluyó elementos prefabricados y construcción tradicional, ambos en hormigón armado.

La planta incluye una construcción de circulación peatonal subterránea, obras exteriores, subestación transformadora y la sala de grupos electrógenos. Con esta configuración, el edificio posee 1.800 m2 destinados a oficinas, 144 despachos para magistrados, 27 salas de audiencias, una cámara Gesell, 8 sectores para detenidos, 23 celdas, 8 sectores destinados a servicios sanitarios, 10 ascensores, 8 núcleos de escaleras y 10 cuartos de tableros y racks.

El subsuelo está destinado a 72 estacionamientos, sala de máquinas, depósito, 8 salas (despachos, SUM, monitoreo, vigilancia), un sector de servicios en el extremo noroeste (sanitarios, vestuarios, salas de tableros principales TGBT), 2 núcleos para detenidos (celdas, baño, ascensor y escalera) y circulación peatonal de detenidos con vinculación con el resto de los edificios circundantes.

La circulación peatonal subterránea (de 250 metros de longitud) vincula el Edificio de la Suprema Corte de Justicia desde el subsuelo, el Ministerio Público Fiscal y la Estación Transitoria de Detenidos (Estrada) con el establecimiento penitenciario San Felipe.

Además del edificio, la obra en su conjunto contempló la ejecución de espacios exteriores para circulación, accesos, estacionamiento para personal en el límite oeste del predio, estacionamiento de abogados con ingreso desde calle Atahualpa Yupanqui, una plaza central que vincula exteriormente los tres edificios y 3.000 m2 de parquizado.

El nuevo palacio judicial posee un sistema de climatización inteligente integral que posibilita sectorizar las distintas áreas del edificio y trabajar con diferentes temperaturas según las zonas.

En cuanto al sistema informático, se instaló un centro de datos y sala de racks que proveerá de servicios a todos los puestos de trabajo, y una sala de monitoreo en el subsuelo, desde donde se accede a todo el sistema de vigilancia de los tres edificios y a los controles de acceso.

El sistema de detección de incendio posee una sala de máquinas en el subsuelo, con un equipo de bombeo compuesto por electrobombas principales, secundarias, jockey, colectores, válvulas, instrumental y tableros eléctricos. Todos los sectores del edificio tienen equipamiento para detección de humo, central digital de incendio y sistema de extinción por hidrantes.