Fabián Macenco dejó de ser Gerente de Operaciones en Bodega Dante Robino el viernes pasado con el fin del mes de Abril, para irse a la Bodega Otronia, en lo más austral de Chubut, del grupo Bulgheroni.

Su puesto será ocupado por Lorena Nadal, jefa de producción hasta ahora en Cervecería Andes, otra empresa controlada también por Cervecería Quilmes.

Otronia es considerada la bodega más austral del mundo. La bodega se ubica en la localidad de Sarmiento, entre dos lagos, Musters y Colihuape, que básicamente es un afluente del primero, y era llamado lago “Otrón” por los antiguos pobladores, de ahí surge el nombre de la bodega, Otronia.

Musters fue un explorador inglés que recorrió toda la Patagonia, y en su honor se le dio su nombre al espejo de agua.

La bodega se encuentra a 120 km del Océano Atlántico y a 200 km de la Cordillera de los Andes, y a solo 50 km de la provincia de Santa Cruz. Otronia se encuentra en la región más fría del país con temperaturas de hasta 20°C bajo cero en invierno. Zona extrema si las hay.

Además funciona Extraberries SA que posee plantaciones de cerezas y modernas instalaciones de empaque allí y en Chimpay (Río Negro), y se consolidó este año como la mayor exportadora de cerezas de la Argentina, con una participación de mercado de casi un 30% del total, exportando en 2020 1.500 toneladas de cerezas.

En diálogo con EcoVinos/Ecocuyo, Fabián Macenco dijo: “Me hicieron una oferta que no podía despreciar. Además yo vengo de la Patagonia, y cuando vine a Mendoza trabajé en la fruta en Salentein Fruits. Por eso, no solo voy a manejar la Bodega Otronia, ya que en el mismo lugar Extraberries SA tiene plantaciones de cerezas y un empaque, y también me responsabilizo de eso”.

-¿Qué fue lo que te hizo cambiar de rumbo?

-El desafío de trabajar con cerezas y vinos en un lugar de condiciones extremas climáticamente, pero de una riqueza en la calidad de los productos que se obtienen. El clima, el suelo, el viento aportan algo especial.

-¿Y te vas a la Patagonia con toda tu familia?
-Mi familia se queda aquí en Mendoza. Por ahora voy a venir de vez en cuando.

-¿Cuantos años en Dante Robino?
-Fueron 3 años y 4 meses de aprendizaje y experiencias muy ricas. Queda en Bodega Dante Robino un equipo de primera categoría que puede enfrentar todo lo que Cervecería y Maltería Quilmes les presente como desafío de calidad y producción.

-¿Cuando compró Quilmes te cambiaron mucho las reglas de juego internamente?
-No, para nada. Solo sumamos todo el bagaje de procedimientos y normas de calidad y seguridad a lo que teníamos. Sí fue un desafío el crecimiento exponencial en la producción, y me voy muy orgulloso de que logramos cumplir en pandemia con esa barbaridad de botellas!! Fueron 5 millones más de botellas en el año de pandemia. Me voy muy contento.