– ¿Qué significó para ustedes que el Cobos Malbec 2011 haya sido calificado con el máximo puntaje por uno de los críticos más influyentes del mundo?


– Realmente fue un reconocimiento al trabajo de mucho años, no fue una casualidad, ni una situación ocasional, es un gran honor porque es el resultado de muchas personas trabajando durante un largo tiempo. Lo más importante, sin embargo, es que esta distinción no tiene un significado sólo para la bodega; es un reconocimiento para Argentina y para Sudamérica. Es la primera vez que un vino argentino, y un Malbec propiamente, recibe una distinción de este tipo.

– ¿Sirven este tipo de puntajes para ganar mercados o para apuntalar la imagen país?
– Esto no es un hecho aislado y la importancia esta dada porque pone al vino argentino y al Malbec de este país en el escenario de los grandes del mundo, junto a los vinos de Francia (Bordeaux) y Estados Unidos (Napa).
– Usted ha trabajado mucho por la calidad de los vinos argentinos..
– Sí, he sido un gran defensor de la calidad de los vinos argentinos. Siempre investigué a la Argentina y todo el potencial que tiene. Es una gran satisfacción y un orgullo poder ver los resultados después de tantos años de trabajo, y este hecho (el puntaje para el vino de Viña Cobos) es en realidad un reconocimiento a muchas acciones y trabajo detrás de un vino.
– ¿Argentina corre algún tipo de riesgo de saturar el mercado norteamericano si se apalanca mucho en el Malbec?
– Lo más importante es que Argentina tiene que seguir trabajando fuertemente en la calidad del Malbec y en ir cada vez un paso hacia adelante en ese sentido. Pero también este país tiene un gran potencial en otras variedades, que son significativas en el mercado mundial, y han demostrado ser reconocidas y competitivas.

– ¿Por ejemplo?
– El Cabernet Sauvignon es una variedad que permite poner a la Argentina en una línea de comparación a nivel internacional y le da la posibilidad al país de competir internacionalmente. Un ejemplo es la performance y el potencial que ha tenido el cabernet argentino en las subastas. Eso quedó demostrado con algunos vinos de Catena Zapata que han logrado en subastas valores muy significativos, y que tienen en su composición cabernet sauvignon. He podido participar en la elaboración de esos vinos que ahora están teniendo muy buenos precios en las subastas – ¿Qué margen de crecimiento en precio tienen los vinos argentinos en el exterior?
– Es una pregunta difícil de responder. Estamos trabajando para desafiar los límites y eso ha puesto a la Argentina en el escenario mundial con gran visibilidad. Hay mucho camino por recorrer y trabajamos para romper esas barreras anteriores y romper esos límites nuevamente. Cómo dice un dicho muy conocido, hoy “solamente estamos en la superficie”. Hay que seguir trabajando e investigando.
– ¿Cómo impactan los vaivenes de la economía en los planes de Viña Cobos?

– Viña Cobos no está en una burbuja y nos impacta la situación económica, pero si quisiéramos encontrarle un costado positivo, la coyuntura nos obliga a pensar de manera más eficientemente los costos, a trabajar de una manera más controlada en ciertos aspectos. Indudablemente temas como la inflación y los costos, entre otros, representan una distracción en cualquier plan técnico. Deberíamos poder concentrarnos más en los vinos, qué ese sea el foco principal, y menos en la situación económica y financiera.

– ¿Y en contextos como el actual, cuál es el mayor desafío entonces?

– El mayor desafío y la mayor preocupación tiene que ver con quienes cultivan la uva, los productores, que son en parte asociados de la bodega. Externamente, trasladar los aumentos a los precios es muy difícil, porque en la mayoría de los mercados adonde exporta Argentina no hay estos niveles de inflación que hay aquí. De alguna manera hay que acompañar al productor con aumentos de precios, pero estamos en un situación difícil y desafiante, porque por un lado los tenemos que ayudar para que se mantengan en el negocio, pero también debemos cuidar la situación financiera de la bodega.

– ¿Hay inversiones previstas o están frenados en ese aspecto?

– La bodega viene reinvirtiendo año a año. Creemos en Argentina y en Viña Cobos, ante todo. Actualmente se está trabajando en mejoras en el edificio y algunas inversiones menores en infraestructura. Además, este año el foco está puesto en asegurarnos la calidad de la uva. Por lo tanto, la mayor inversión está destinada a la parte de viñedos. Estimo que para este año la inversión rondará el millón de dólares.

Traducción: Claudia Piedrahita, Marketing Manager de Viña Cobos
]]>