Viña Cobos cumple 20 años y organizó una gira sudamericana, con el famoso enólogo estadounidense Paul Hobbs, dueño del 50% de su paquete accionario, quien junto con su equipo ofrecieron una “Master Class”, donde explicó acerca de la evolución de la bodega y de sus vinos.

Las presentaciones fueron en Brasil, Paraguay, y en la Argentina en Buenos Aires, y culminaron en Mendoza, con una charla y degustación en la misma bodega ubicada en Agrelo, Luján de Cuyo, en la que junto a Paul Hobbs, expusieron el enólogo Andrés Vignoni y el ingeniero agrónomo Facundo Impagliazzo.

De California hasta Armenia; de Francia hasta Mendoza. Paul Hobbs es uno de los winemakers más importantes del mundo. Hay quienes le adjudican ser el descubridor de los Malbec argentinos y de posicionar a California en el mapa vitivinícola mundial. Tanto es así, que en 2013, Forbes US lo bautizó como el “Steve Jobs del vino”.

Hobbs, considerado uno de los grandes “flying winemakers” internacionales ofreció esta Master Class en la que presentó una selección especial de vinos, que arrancó con dos grandes exponentes de la bodega (un Viña Cobos Malbec y otro Cabernet Sauvignon ambos de la cosecha 2003) en lo que desde la propia casa vinícola explicaron como “un viaje a través del tiempo, de las experiencias, de la evolución y de los momentos más importantes de su trayectoria”.

La cata se cerró con la nueva cosecha de su vino ícono, el Cobos Malbec, de Viña Cobos.
Un vino de esta bodega, el Viña Cobos Malbec 2011, fue el primer vino no solo de Argentina sino de todo Sudamérica, en obtener el máximo puntaje, esto es 100 puntos, de un reconocido crítico internacional, el estadounidense James Suckling que le puso ese puntaje ideal en 2014.

Hobbs, que antes de invertir en este emprendimiento ya conocía Mendoza porque tenía algunos proyectos a los que estaba asesorando, se asoció al entonces jóven matrimonio de enólogos, compuesto por Luis Barraud y Andrea Marchiori, para crear esta bodega tendiente a crear vinos de alta gama, y con su presencia fue uno de los que posicionó el Malbec de Argentina en el mercado norteamericano.

En 2016 el Grupo Molinos controlado por Pérez Companc, le compró el 50% de las acciones en 12,5 millones de dólares al matrimonio Barraud-Marchiori, y Hobbs quedó como sociode Viña Cobos en partes iguales del gran holding argentino.

-En diálogo con Ecocuyo, Paul Hobbs, dijo sobre estos 20 años de Viña Cobos:

-Estos 20 años con Viña Cobos han sido increíbles, fue un verdadero sueño, fue mucho trabajo, en el medio tuvimos muchos problemas, especialmente en los primeros años, que tuvimos que superar problemas del clima, y vaivenes económicos.

-¿Y finalmente lograron el objetivo de posicionarse con vinos de gran jerarquía y reconocimiento?

-Pero gracias a nuestra persistencia, y que nos impusimos desafíos, seguimos adelante. Pero este es un lindo trabajo, en realidad es súper importante, porque logramos continuidad, y los resultados que queríamos. Fue una gran aventura, y lo que conseguimos es muy bueno, ya que logramos posicionar a nuestros vinos en la más alta jerarquía.

-¿Como definís tu pasión por el vino?

-Mi pasión por el vino es siempre aceptar cambios y desafíos, porque el vino es algo vivo y es como una inflexión de la vida, donde logramos tener una conexión con la gente, con la familia, con la tierra, con diferentes culturas, y la atención en los pequeños detalles. Me encanta el trabajo que es muy fino y muy delicado. Tiene todo y es muy complejo.