Grupo Peñaflor, empresa vitivinícola líder de Argentina, firmó un acuerdo con la Foundation Plant Services -perteneciente a la Universidad de California- mediante el cual sumará a sus bloques de plantas madres clones californianos para la producción de plantas de vid. Este convenio se logró gracias al trabajo conjunto con SENASA y el Departamento de Agricultura de USDA_APHIS (United States Department of Agriculture – Animal and Plant Health Inspection Service).

Antes de fin de año Grupo Peñaflor realizará la primera introducción de estacas provenientes del material fundacional, certificadas clásicas o bajo el protocolo 2010 que aseguran una categoría genética y sanitaria de alto estándar.

Gracias a este acuerdo el vivero de Grupo Peñaflor, a cargo de la Ingeniera Agrónoma Magdalena Rogé, sumará a sus bloques de plantas madres certificadas clones provenientes de la Foundation Plant Services. Para ello, en forma previa el área de Protección Vegetal de SENASA efectuó una verificación del sistema de producción y certificación del material de propagación de vid de California. Junto a USDA-APHIS y el CDFA (California Department of Food and Agriculture) de California, evaluaron los requisitos fitosanitarios para el ingreso de estos materiales al país.

Marcelo Belmonte, Director de Viticultura de Grupo Peñaflor, destacó al respecto: “Estos nuevos acuerdos son de gran relevancia para nosotros y para toda la vitivinicultura argentina ya que nos permitirán continuar trabajando bajo los más altos estándares de productividad y calidad”.

Los patólogos de plantas de UC Davis han sido líderes mundiales en tecnología para la detección, identificación y saneamiento a través de un doble proceso de selección, mediante el cual primero se realiza un cultivo de ápices meristemáticos y luego son sometidas a múltiples pruebas de laboratorio.

“Exigiremos a USDA-APHIS, que todo material de vid que sea importado a Argentina haya sido certificado bajo el reglamento del CDFA y además haya sido testeado negativo para virus de Pinot gris, Red blotch, Xylella, GVA, GVB, entre otros”, aseguró María Fernanda Wagner del Departamento de Cuarentena Vegetal de SENASA.

Grupo Peñaflor comenzó a trabajar en esta materia en 2011 con el objetivo de establecer bloques de plantas madres del más alto estándar sanitario y de identidad genética para la producción de plantas certificadas para uso propio y de sus productores. Por ello, en 2018 se firmó un convenio a 20 años con el prestigioso organismo francés ENTAV, líder mundial en la obtención de clones de las principales variedades de vinificar del mundo, convirtiéndose en la primera empresa en el mundo en alcanzar esta vinculación estratégica. Esto permitió establecer bloques de plantas madres de elite para la producción de plantas para uso propio y de sus productores, logrando el máximo nivel de trazabilidad genética y sanitaria que se puede alcanzar en multiplicación de vides.