Tekno Argentina nació en Mendoza en 1962. Su fábrica está ubicada en el Parque Industrial Las Heras (cuenta con predio de 1 ha y 400 m2 cubiertos) y allí trabajan más de 30 personas. Tiene 7 sucursales propias en distintos puntos de la provincia y una red de distribución en San Juan, San Luis, San Juan, Córdoba y La Pampa. La compañía es miembro fundadora de la Red Edificar, el primer proyecto asociativo de la construcción de Argentina, integrado por empresas líderes en cada rubro.

Edgardo Sierra, esposo de la nieta del fundador y gerente general de la compañía, dialogó con Ecocuyo.

¿Cuál es el enfoque actual de Tekno Argentina?

Fabricamos todo tipo de pinturas y nuestro fuerte está en el contacto directo con el consumidor final con quien tenemos una retroalimentación diaria. A lo largo del tiempo hemos trabajado en mejorar la calidad y hoy, nuestra pintura está al nivel de las marcas líderes internacionales y a un precio competitivo ya que tenemos fabricación propia y una estructura chica.
Además de nuestras sucursales en Mendoza vendemos en negocios de otras provincias lo que nos permite crecer fuera de las fronteras locales.

¿Cuál es la capacidad de producción?

Producimos en promedio 2 millones de litros de pintura anuales, lo que depende del contexto y ciertas variables como la temperatura que es un punto álgido. En los meses fríos se pinta mucho menos que en los cálidos.

¿Qué pide el mercado hoy?

Principalmente, pintura para el hogar y algo de obra e industria. Lamentablemente, estos dos sectores están bastante parados desde el inicio de la pandemia con bajos niveles de consumo. Los rubros más golpeados, como turismo y gastronomía, también impactaron en nuestro negocio.

¿Cómo ajustaron la estrategia comercial en el contexto de pandemia?

2020 había empezado relativamente bien hasta que tuvimos que cerrar las sucursales para venta al público y suspender la fabricación. En menos de una semana nos acomodamos y comenzamos con la venta online que no teníamos totalmente desarrollada. Decidimos incorporar todos los medios de pago y envíos a domicilio para ponerla en funcionamiento al 100 %.

Nos adaptamos a esa modalidad hasta que pudimos reabrir los locales. Hoy la seguimos manteniendo aunque representa un porcentaje bajo de las ventas, un 2 % aproximadamente.

¿A qué cree que se debe esta tendencia?

Es algo que ocurre en el mercado de pinturas de todo el mundo. La gente solo adquiere pintura blanca de manera online. Cuando se trata de color prefiere concretar la compra personalmente ya que nunca se ve igual en la pantalla y es difícil la elección. De todos modos, los canales digitales se utilizan mucho para consultas previas.

¿En qué proyectos está trabajando la compañía?

Estamos trabajando con Mendoza Activa, invirtiendo en tecnología, desarrollo de software, capital de trabajo y recomposición de stock.

Desde 2018 estamos en un proceso de inversión permanente que incluye actualización del sistema de gestión, integración de los puntos de venta y de la tienda online. La inversión ha sido superior a los 500.000 dólares y hemos destinado mucho tiempo y esfuerzo para llevarlo adelante.

¿Cuáles son las expectativas para lo que resta del año?

Si bien en 2020 hubo un aumento en las ventas, este año hemos notado una baja en el consumo. De todos modos, en los meses que quedan esperamos que haya un incremento por la estacionalidad del negocio como comentaba anteriormente.
En momentos de crisis, como empresa somos capaces de movernos rápido, adaptarnos y escuchar a la gente, lo que nos permite seguir adelante a pesar de las dificultades.