De izquierda a derecha. Mauro E. Gallina (Jefe de Marketing), Pablo Mazzucchelli (Gerente General PREAR) y Gustavo Pons (Gerente Planta Mza)

Desarrollos originales, procesos de grandes empresas, la inventiva de emprendedores, destacados investigadores y también alumnos estuvieron entre los merecedores de este premio que entrega la Fundación Universidad Nacional de Cuyo.

La Fundación Universidad Nacional de Cuyo concretó la entrega de los Premios FUNC 2021 a la Innovación, en su séptima edición. Estos galardones, que ya son un clásico de la agenda mendocina, se distinguen por ser los únicos en reconocer y ponderar los procesos innovadores en distintas áreas de la provincia.

En la categoría Grandes Empresas, el primer puesto se lo quedó PREAR (Pretensados Argentinos), por su desarrollo de avanzada en la creación de diversas piezas para proyectos específicos y únicos. Además, se reconoció su trabajo en logística y transporte de piezas únicas y de considerable tamaño.

Prear Pretensados Argentinos S.A. es una empresa industrial, de origen mendocino, especializada en el asesoramiento, diseño, fabricación y montaje de elementos premoldeados y pretensados de hormigón para la construcción de proyectos edilicios, viales, mineros, petroleros, eléctricos, ferroviarios, industriales, entre otros.

La compañía mendocina ha participado en los proyectos más imporantes que se han erigido en el país. En ese sentido, ha trabajado en forma directa para firmas de renombre como YPF, Nordex-Acciona, Shell, Axion Energy, Pampa Energia, Techint, Tecpetrol, entre otros.

Inició sus actividades en el año 1978. Con su Planta industrial ubicada en Maipú, provincia de Mendoza, comienza rápidamente su expansión comercial a otras provincias. A los 2 años inaugura una nueva planta industrial ubicada en San Pedro, provincia de Buenos Aires.
Actualmente, ambas Plantas industriales cuentan con avanzados sistemas productivos que se encuentran en constante evolución a fin de brindar mejores e innovadoras soluciones constructivas.

Prear privilegia desde sus comienzos la calidad de sus productos y la seguridad del personal tanto en fábrica como en obra. Además, la posibilidad de trabajar con una planta de premoldeados que aplique un sistema de gestión de calidad y certifique normas ISO 9000/2015 permite garantizar que los productos y servicios que esta ofrezca cumplen con las exigencias establecidas por el cliente, las cuales analiza con el objeto de lograr una mejor comprensión de sus necesidades.

En 1999 se implementó un sistema de gestión de calidad cumpliendo con los lineamientos de la Norma ISO 9001, logrando la certificación de esta Norma por DNV (Det Norskes Veritas Certification) para el “Diseño, Fabricación, Montaje y Asistencia Técnica de estructuras premoldeadas de hormigón armado y/o pretensado”. Desde enero de 2012, la sociedad está aplicando Normas Internacionales de Información financiera (NIIF O IFRS) las cuales permiten armonizar la información, incrementar la comparabilidad y la transparencia de la misma, brindar credibilidad, mejorar la competitividad, agilizar los negocios, facilitar el acceso al sistema financiero y generar nuevas oportunidades de inversión.

A partir del año 2018, PREAR realizó una fuerte inversión para montar dos plantas productivas nuevas, una en la localidad de Bahía Blanca (Provincia de Bs. As.) y la otra en Allén (Provincia de Río Negro). Si bien las mismas surgieron para abastecer al sector de energías renovables que prosperaba en dicha época, en la actualidad han diversificado su actividad fabricando todo tipo de premoldeados.

Con cuatro puntos productivos en el territorio nacional, la sociedad se consolida como la empresa de premoldeados más importante del País, situación que en la actulidad le ha permitido trascender los límites Nacionales, comenzando a comercializar sus productos en Chile y Uruguay.

En Argentina, la palabra construcción trae aparejadas percepciones de informalidad, elevados riesgos, largos plazos, altos costos y baja calidad. La tipología constructiva que ejecuta PREAR, rompe los paradigmas antedichos asociados a la construcción tradicional in situ. El proceso innovador con el cual la compañia desarolla sus obras se resume en:

  • Desarrollo de ingeniería específica para cada proyecto, con el fin de constituirlo por una suma de elementos premoldeados.
  • Fabricación de piezas en planta, siguiendo rigurosos controles, a fin de garantizar la calidad específica para cada elemento. Es habitual el uso de equipos de última generación (en la elaboración y distribución del hormigón), moldes metálicos, personal altamente capacitado para la materialización de cada pieza.
  • Transporte de cada una de los elementos premoldeados desde la planta industrial hasta el lugar de la obra. Dadas las dimensiones y pesos de los elementos estructurales, la logística de traslado requiere un estudio pormenorizado de los equipos que se utilizaran y de las rutas a transitar.
  • Montaje de piezas premoldeadas con caudrillas reducidas de operarios y grúas de gran porte.

El punto clave de toda construcción premoldeada es garantizar la vinculación entre sus elementos.

Para ello, PREAR es la única empresa del País que ha logrado desarrollar la innovadora tecnología PRESSS «Precast Seismic Structural System», materializando uniones híbridas entre piezas. Las mencionadas permiten que, ante eventos sísmicos severos, las estructuras pueden disipar energía controlando eficientemente sus deformaciones y disminuyendo el nivel de daños consecuentes.

Años atrás cualquier construcción que quisiera materializarse con estructura premoldeada, debía desarrollarse con elementos estándar (de catálogo), dando como resultado proyecto rígidos y carentes de estética. Hoy, el mercado exige flexibilidad e innovación en los proyectos, es por ello que PREAR cuenta con un staff de profesionales que continuamente buscan soluciones rentables e ingeniosas para la materialización de los mismos, garantizando plazos acotados y calidad sobresaliente.

Ventajas del modelo

Adicionalmente, el hormigón producido en la planta de PREAR, es dosificado y vibrado de manera de alcanzar elevadas resistencias y gran homogeneidad. Es habitual la utilización de hormigones tipo H30 para todos los elementos que se fabrican. Este tipo de concretos de alta resistencia, disminuye sensiblemente la permeabilidad a la humedad por capilaridad ascendente, alargando la vida útil del edificio, y consecuentemente disminuyendo los costos de mantenimiento propios del mismo.

La construcción premoldeada, por tratarse de una labor industrializada, emplea en planta mano de obra especializada y capacitada, que minimiza la probabilidad de aparición de vicios ocultos o imperfecciones en la construcción.

Desde el punto de vista medioambiental, la construcción premoldeada posibilita mantener las condiciones de limpieza en la obra. Atendiendo a que sólo se transporta a obra los elementos estructurales previamente fabricados en planta, entonces se reduce la cantidad de escombros/desperdicios que se generan in situ, favoreciendo al cuidado del medio ambiente.