IMPSA, empresa que realiza la fabricación y suministro de equipos para la industria nuclear desde hace 40 años, participará del Simposio LAS/ANS 2019, el cual organiza la CNEA, la encargada del diseño del CAREM, cuyos componentes fabrica IMPSA. Ante la presencia de empresas, especialistas, científicos y técnicos de Argentina, Estados Unidos, México, Brasil, Bolivia y Paraguay, se darán a conocer los avances y beneficios de este reactor 100% argentino.

Se trata de nueva generación de reactores nucleares, de la cual Argentina hoy es líder mundial y que pueden entregar energía eléctrica a menores costos y bajos riesgos. La ingeniería, el diseño y la fabricación de los componentes que demanda la industria nuclear son de altísima complejidad, y por ende lleva años desarrollar el nivel de especificidad en el sector y alcanzar los más exigentes estándares internacionales que esta clase de proyectos demandan.

La mendocina IMPSA, encargada del diseño estructural y la fabricación del reactor nuclear argentino, es la única empresa argentina con certificación ASME N con experiencia para el diseño y fabricación de componentes nucleares Clase 1 y a su vez cuenta en su Centro de Desarrollo Tecnológico con una Sala Nuclear, la cual es una de las más grandes y modernas que existen en el mundo.

A su vez, trabaja allí con un equipo interdisciplinario compuesto por más de 100 técnicos e ingenieros especializados en el diseño y fabricación de componentes nucleares. En el proceso de diseño estructural se incorporaron herramientas de Inteligencia Artificial de ultimísima tecnología desarrollados por IMPSA.

El Carem 25 se instalará en 2020 en Atucha, pero la clave es que se avanzará en uno comercial más potente que pondrá a la Argentina como “líder en el mundo”, ya que se trata de una nueva generación de reactores de menores costos, bajo riesgo y que permiten el armado modular. El cliente del prototipo es la Comisión Nacional de Energía Atómica (Conea), con la que la empresa trabaja en conjunto.

“Proyectos como el CAREM ayudan a la Argentina a continuar su alto desarrollo en el campo de la energía nuclear brindando así oportunidades de trabajo de muy alto valor agregado, para lo cual la industria argentina está totalmente preparada”, resalta Juan Carlos Fernández, CEO de IMPSA.

El último trabajo de la empresa en energía nuclear fue la fabricación los 4 generadores de vapor que le permitirán extender la vida útil de la Central Nuclear Embalse Río Tercero por 30 años.