En los últimos 21 años, las bodegas argentinas exportaron, en promedio, U$S 582 millones anuales, partiendo de los U$S 150 millones en 2000 hasta llegar a los U$S 749 de 2020. Tomando como referencia estas cifras y la demanda del mercado mundial, el Ministerio de Desarrollo Productivo de Argentina, en coordinación con la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) lanzaron en noviembre de 2020 el “Plan 1.000”, con el objetivo de llegar a exportar U$S 1.000 millones en el plazo de los próximos 2 a 5 años. ¿Cómo se hace? Con la implementación de líneas de financiamiento para proyectos de inversión y exportación y un esquema de nuevos porcentajes de reintegros.

Para conocer más sobre la evolución y características del “Plan 1.000”, la Coviar y la Secretaría de Pymes y Emprendedores de la Nación ofrecerán un informe online el martes 15 de junio a las 15 hs, con participación libre y gratuita a través de la plataforma Zoom, sin necesidad de inscripción previa.

En el marco del “Plan 1.000”, lanzado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y destinado a fortalecer las capacidades productivas y exportadoras de la cadena de valor vitivinícola, la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) invita al segundo encuentro sobre «Productividad para la Cadena de Valor Vitivinícola».

Esta iniciativa es el resultado del trabajo realizado por ese Ministerio a partir de propuestas y necesidades presentadas por el sector. Incluye entre sus medidas la coordinación de acciones a través de una Mesa de Trabajo Vitivinícola, cuya función es brindar capacitación, asistencia técnica y acompañamiento para la atención de casos particulares.

Otra de las iniciativas del «Plan 1.000» es la implementación de líneas de financiamiento destinadas a proyectos de inversión y exportación, entre las que ya está en marcha una línea de Inversión Productiva con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) de Argentina. Esta línea tendrá un monto total de $2.000 millones, con hasta 7 años de plazo y 2 de gracia, y establece que en los primeros 24 meses la tasa final para las empresas no podrá superar el 24%. Las empresas podrán pedir hasta $75 millones. Y el sector vitivinícola contará con un 15% del cupo.

Por otro lado, el sector vitivinícola argentino fue beneficiado recientemente con un esquema de nuevos porcentajes de reintegros a las exportaciones, al elevarse esos reintegros en función del valor agregado para los bienes finales industriales al 7%. Hasta el momento de la nueva medida, los reintegros en el sector vitivinícola eran, para el caso del vino fraccionado y los espumantes, de un 3,25%, para el jugo de uva o mosto del 2,5% y para el vino a granel de un 3%.

Para agendar

  • Segundo encuentro: “Productividad para la Cadena de Valor Vitivinícola”
  • Fecha: 15 de junio, 15:00 hs
  • Formato: Virtual a través de la plataforma Zoom
  • Acceso, clikear AQUÍ
  • ID de la reunión: 813 2754 6290
  • Código de acceso: 771226