Matías Gil Falcón (Bistró Chandon) y Sebastián Weigandt (Azafrán y grupo Azuca), ideólogo del ciclo.

Se realizó la primera cena “a cuatro manos” del ciclo “Cocinando para Mendoza”, el cual fue ideado por el cocinero de Azafrán y gerente gastronómico de grupo Azuca, Sebastián Weigandt. En este primer encuentro el cocinero invitado fue Matías Gil Falcón de Bistró Chandon.

Este ciclo se continuará con un evento mensual, con la rotación de bodegas y cocineros invitados. El diferencial a destacar, es que los cocineros crean cada plato del menú en conjunto de acuerdo al estilo culinario de ambos y a los productos locales y de estación de diferentes zonas de Mendoza.

La intención de estas cenas es mostrar la calidad de la cocina mendocina junto a la diversidad de vinos y bodegas, motivar la unión entre colegas, y reivindicar a los pequeños productores, los cuales proveen los insumos para la elaboración de los menús.

En esta ocasión, el menú fue maridado íntegramente por los espumantes de Bodega Chandon.

  • El primer paso estuvo compuesto por una degustación de papines de Uspallata, con una crema de queso de cabra de Las Catitas, emulsión de naranja, limón y lima, acompañado por Chadon Apéritif.
  • El segundo paso fue un carpaccio de Lengua de novillo de San Rafael, con crema de zanahorias rojas de Guaymallén, polvo de rábanos de San Martín, con Chandon Brut Nature Rosé.
  • El tercer paso fue Chivo prensado de Lavalle con cenizas de cebolla, emulsión de hojas de mostaza y de girasol, con crema de berenjenas de Maipú, y Ajo Negro de San Martín, con Chandon Blanc de Noirs.
  • Y para finalizar, el postre consistió en una galleta de beterava de Eugenio Bustos, con un bavarois de frutos rojos de Malargüe y un arrope de chañar de Lavalle, con Chandon Extra Brut.
  • Al concluir la cena, Bodega Chandon sorprendió a los comensales con una selección de su cava: un espumante Brut Nature en botella Magnum, con 60 meses sobre levaduras, de Pinot Noir y Chardonnay.

La próxima cena se realizará el 10 de septiembre a las 19:30 hs en Azafrán Restó, con el chef de Fogón Cocina de Viñedo, Lucas Ocese, y con el maridaje los vinos de Bodega Lagarde.

El salón de Azafrán Restó solo admite el 50% de su capacidad, pudiendo ofrecer solamente 25 exclusivos cupos para esta experiencia, cumpliendo además con todo el protocolo de seguridad por pandemia.

El valor del menú es de $ 2.500.- con todo incluido. Se puede reservar al +54 9 261 4 29 4200

Acerca de Sebsatián Weigandt

Sebastián Weigandt es mendocino, tiene 37 años. Se formó en la escuela Islas Malvinas en Mendoza. Su primer trabajo fue en La Bourgogne en Bodega Vistalba, y comenzó su propia empresa de catering. Luego viajó a España en donde acrecentó su experiencia en diferentes restaurantes. En Mendoza realizó la apertura de varios espacios de hoteles de lujo, y trabajó también en locales de Buenos Aires. De vuelta en su provincia abrió y estuvo a cargo de Abrasado en Bodega Los Toneles durante 3 años, y luego en Club Tapiz. Actualmente está a cargo del restaurante de Bodega Renacer y Bodega Achaval Ferrer; y también es gerente gastronómico del grupo Azuca (Azafrán Restó, Unión 777, Caw y Raw).

Acerca de Matías Gil Falcón

El cocinero mendocino de 35 años se formó en gastronomía en Instituto Arrayanes, y Le cordon Bleu. Se especializó en pastelería en España y Chile. Adiquirió experiencia trabajando en las cocinas de diferentes provincias de Argentina (como el Hotel Correntoso en Villa La Angostura) y en el exterior (en restaurantes con estrellas Michelin, junto al chef Martín Berazategui, stages en Arzark y Noor). Desde 2016 se desempeña como chef de Bistró Chandon en Luján de Cuyo, Mendoza.