Victor Zabala es un emprendedor nato del sector que creo una aplicación con la que se accede a una plataforma colaborativa o crowdfunding inmobiliario que permite invertir en un “pool de rentas” desde los US$100.

La cuarentena obligatoria profundizó la crisis del sector inmobiliario que venía golpeado: 2020 fue el peor año de la historia con una caída de más del 44 por ciento de las operaciones cerradas en la Capital Federal respecto al año anterior .

En este contexto, los desarrolladores buscan la manera de vender cuando nadie compra. Victor Zabala es un emprendedor nato del sector que creo una aplicación con la que se accede a una plataforma colaborativa o crowdfunding inmobiliario que permite invertir en un “pool de rentas” desde los US$100.

“Teníamos que buscar alternativas ingeniosas porque en 2019 la situación económica comenzó a complicarse y en 2020 con la cuarentena obligatoria todo empeoró. Así fue que se nos ocurrió esta idea”, relata el fundador de +i Sumar Inversión.

Arrancó con la iniciativa cuando comenzaron a analizar este modelo de negocio para expandirse en el exterior. “Estamos por abrir una sede en España y allá se estila mucho este modelo, que deja entre un 5 y 8 por ciento de renta, según la ciudad. Así fue que se nos ocurrió esta idea. Entonces pensamos por qué no comenzar probar en la Argentina”, relata.

Respecto al proceso, explica que “con una inversión mínima de US$100 -que se pueden pagar con tarjeta- se puede acceder a una cuotaparte de la renta de la propiedad. Una vez invertido el dinero se comienza a cobrar a los 30 días el proporcional generado por el contrato de alquiler en dólares.”, agrega el emprendedor que, para este sistema, arrancó con la venta de una casa de 470 metros cuadrados terminada en el country Pilará.

“Tiene un contrato de alquiler en dólares por 36 meses”, cuenta Zabala. Aunque no quiso revelar el monto del alquiler, asegura que esta renta rendirá entre un 6 y un 7,5 por ciento en dólares, al terminar el contrato de alquiler. “Esta propuesta es ideal para quienes quieren invertir en una propiedad para alquilar. Al estar ubicadas en lugares premium, estas propiedades se alquilan en dólares y duplican un alquiler tradicional”, detalla el desarrollador.

A la hora de hablar de números, el emprendedor asegura que el valor de venta de esta propiedad, hace seis meses, era de US$700.000. Hoy no está a la venta porque está alquilada. Pero para calcular el valor actual pone como referencia que los lotes de 1000 metros cuadrados en el mismo emprendimiento se venden a partir de US$130.000, mientras que las casas oscilan entre los US$ 550.000 y los US$2.000.000 si están en un lote de 3000 metros cuadrados con vista al campo de golf.

“El mismo sistema lo utilizamos para invertir en proyectos en construcción”, agrega. En estos casos, los módulos de inversión van desde los US$100 hasta US$25.000. “El 30 por ciento de los inversores ingresan con los módulos más pequeños, mientras que un 40 siguen interesados en participar con las opciones de US$1000 y el 30 restante eligen invertir en módulos de US$10.000 y US$25.000”, detalla.

Cuando se le pregunta a Zabala sobre la posibilidad de extender este proyectoa otro tipo de productos es contundente: “Depende de cuál sea la respuesta del mercado. Si nos va bien es posible que lo ampliemos sumando otras unidades que terminaremos hacia fin de este año, ubicadas en Palermo Hollywood o sumemos otras casas que tenemos en el country Pilará. Pero insisto en que primero necesitamos testear como funciona esta primera propiedad”, finaliza. Fuente: La Nación