El crowdfunding es una modalidad de financiamiento colectivo online para proyectos –muy empleada entre emprendedores- que avanza en el real estate. El grupo Newlink fue pionero en el sector con su plataforma Crowdium, que lleva fondeados ya 12 emprendimientos. Y otros desarrolladores de distinta escala están apelando al sistema.

Ari Milsztejn, titular de la desarrolladora rosarina G70 y de Grupo AM Real Estate, es uno de ellos. A través de su plataforma Custom Invest, comercializa hoy el proyecto Livingreen en el barrio Pichincha, en Rosario.

“El crowdfunding es un sistema a través del cual se puede acceder a la participación y beneficios de un proyecto inmobiliario a partir de una inversión muy baja”, dice.

“El inversor adquiere metros cuadrados equivalentes al porcentual de una unidad funcional a través de la suscripción de un boleto de compraventa, aportando los derechos y acciones a un fideicomiso para su administración. Genera ingresos mensuales inmediatos y una vez concluido el plazo estipulado de la inversión, en el momento óptimo de apreciación del proyecto, la unidad se vende y se distribuye la ganancia entre sus inversores”, explica.

El monto mínimo de inversión es de US$ 5000 y el plazo, 48 meses, detalla. “La salida de la inversión se da con la venta efectiva de las unidades. Por los ingresos mensuales y por la apreciación de capital se estima un rendimiento total de alrededor del 40 por ciento”, afirma Milsztejn.