Ideal para practicar senderismo y mountain bike, extiende en 18.500 hectáreas el sistema de áreas naturales protegidas de Mendoza. Glaciares, humedales y sitios arqueológicos son valores suficientes para incorporar la Quebrada de Matienzo al Parque Provincial Aconcagua, que recibe anualmente entre 300 y 400 mil visitantes.

Limita con Chile y alberga a los glaciares que dan nacimiento a diversos ríos. Son 18.500 hectáreas, que sumadas a las 67.000 originales de Aconcagua, conformarán un área natural protegida extensa -85.900 hectáreas- y rica en recursos.

La fragmentación del paisaje es una de las principales causas del deterioro ecológico y de declive de la diversidad biológica y geológica. Las áreas protegidas no deben ser consideradas como islas en el territorio, sino estar conectadas permitir así la continuidad de los ecosistemas y la dispersión de especies. Además, cada una preserva un recurso específico, un patrimonio natural con uno cultural asociado.

El concepto que guía la iniciativa es la conectividad, que se plasma en un corredor biológico de Alta Montaña, comprendido por áreas naturales protegidas desde Malargüe hasta el límite con San Juan. La conformación de este corredor sumó, en el último tiempo, 138.000 hectáreas en la zona de El Sosneado y permite conectar las reservas Laguna del Atuel y Laguna del Diamante, sumándolas al corredor que ya comprenden con las Áreas Naturales Protegidas de Volcán Tupungato, Manzano Histórico-Portillo Piuquenes, Aconcagua y Villavicencio.

El proyecto del Ejecutivo sobre la Quebrada del Matienzo, que está en tratamiento legislativo, hace eje en la preservación de glaciares, sistemas de humedales con vegas y cursos de agua, especies endémicas, entre otros. Por otro lado, le dará un impulso al desarrollo existente del sistema de áreas naturales protegidas y permitirá regular las actividades turísticas con mayor seguridad y preservando el ambiente.

Cien especies de aves, 12 mamíferos, un anfibio y el ícono de Aconcagua

Sumar Matienzo como área natural protegida implica proteger casi 100 especies de aves, 12 de mamíferos, un anfibio y dos reptiles. Aunque contundentes, estos datos son sólo iniciales, ya que está previsto realizar estudios para identificar aspectos y características singulares en la fauna de la quebrada.

A la entrada de la quebrada, y bajo la denominación de reserva recreativa natural, se podrán desarrollar actividades recreativas y turísticas con alto valor escénico y paisajístico

La Quebrada Benjamín Matienzo constituye un espacio que se encuentra vinculado con el Parque Provincial Aconcagua. Sus componentes y características geológicas, fito y zoogeográficas hacen a esta una unidad ambiental de mucha importancia para la conservación.

Turísticamente, el Aconcagua es un ícono. Es la cumbre más alta de América, con 6.962 metros sobre el nivel del mar. Es un anhelo de todos los andinistas del mundo y un parque provincial que es un modelo a seguir por otros sitios similares en Argentina y el mundo.

Situada en el distrito Las Cuevas, Las Heras (32° 35′ L.S. / 70° 08′ L.O) y con 35 km de largo, a la superficie de 17.244 hectáreas se anexa el ingreso por Quebrada de Vacas (1.037 hectáreas).

Los límites del área a anexar se encuentran geográficamente definidos, al norte, por la provincia de San Juan; al Sur, por la ruta nacional 7, exceptuando las zonas con asentamientos permanentes y operativos, como Las Cuevas y destacamentos gubernamentales previos a la entrada del Túnel Internacional; al este, por el Parque Provincial Aconcagua y, al oeste, por el límite internacional con la República de Chile.

La ampliación del Parque Aconcagua permitirá brindar mayor representatividad ecorregional y mejorar el diseño del Sistema de Áreas Protegidas provincial. Esto, para garantizar el mantenimiento de la capacidad del ecosistema en la generación y producción de servicios ecosistémicos, fundamentalmente, servicios de provisión como recursos genéticos; medicinas naturales y agua dulce; servicios de regulación, que incluye, principalmente, regulación del agua, regulación de la erosión, purificación del agua, polinización. Además, regulación de los riesgos naturales y servicios culturales, como ser valores espirituales, valores estéticos, y recreación y ecoturismo.

Un sistema con 19 reservas

El sistema de Áreas Naturales Protegidas de Mendoza (ANP) está integrado hoy por 19 reservas, de las cuales 17 están gestionadas por la Provincia. Representan el 13% de la superficie del territorio mendocino, extensión en expansión que permite acercarse a los parámetros internacionales sugeridos para la conservación del territorio natural.

La evolución en los últimos 30 años resulta importante. Entre 1990-1999 se incorporan 5: Manzano Histórico, Laguna del Diamante, Reserva Las Salinas, Castillos de Pincheira y Caverna de las Brujas.

Del 2000 al 2009, otras seis: Reserva Villavicencio, Puente del Inca, Ampliación Bosques Telteca, Ampliación Laguna del Diamante, Ampliación Humedal Llancanelo y sitio Ramsar Guanacache.

Y, en esta última década (2010-2019), la decisión de preservar puso el acento en Cordón del Plata, Laguna del Atuel, Ampliación de La Payunia, Portillo de Piuquenes, Casuchas del Rey y Observatorio Antena DS 3.

En conjunto, las áreas naturales protegidas representan el 13% de la superficie de Mendoza. Es la provincia que aporta al Sistema Federal de Áreas Protegidas (SIFAP) el 0,5% del territorio nacional, posicionándose en el cuarto lugar en cantidad de hectáreas legalmente protegidas, detrás de Salta, San Juan y Río Negro.

El cuerpo de guardaparques, los guías y otras personas prestan algún servicio, como empresas turísticas, además del cuerpo médico y la patrulla de rescate de la Policía de Mendoza.

Ranking de visitas anuales

Entre 300.000 y 400.000 visitantes: Puente del Inca, Aconcagua.
Entre 200.000 y 300.000: Villavicencio y Manzano Histórico.
Entre 10.000 y 20.000: Divisadero Largo, Cordón del Plata, Bosques Telteca, Caverna de Las Brujas y Laguna del Diamante.
Hasta 10.000 visitantes: Llancanelo, Payunia, Castillos de Pincheira, Volcán,Tupungato, Portillo de Piuquenes, Ñacuñan, Las Salinas, Laguna del Atuel, Casuchas del Rey y Observatorio Antena DS3