Una solución productiva para un problema. Así avanza en Mendoza un reciente programa de reciclaje de los envases de agroquímicos. Lo novedoso es la utilidad que tienen los recipientes en su destino final: son convertidos en postes de viñas para el sector vitivinícola.

Con este plan se busca ir reemplazando los cinco millones de palos de madera que se utilizan en las fincas de la provincia.

En una primera instancia, con la idea de crecer en número con el correr de los meses, ya se reciclaron 300 fardos de recipientes plásticos. Los primeros botellones fueron recolectados y compactados por el Instituto de Calidad y Sanidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), en el Centro de Acopio del Valle de Uco y derivados al operador habilitado para realizar el reciclaje, luego de un convenio firmado con la comuna de Junín. Se trata de Maderas Plásticas Mendoza, firma que se encarga de la transformación en postes para la vid.

Estos envases son catalogados “Tipo A” por la normativa nacional, ya que fueron sometidos a la técnica de un triple lavado. Esta es una tarea de carácter obligatorio que debe realizar el usuario o quien aplique productos agroquímicos. El envío se realiza bajo la Ley Nacional 27.279, que establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios que requieren de una gestión diferenciada y condicionada.

Madera Plástica Mendoza es un joven emprendimiento mendocino que se ha propuesto el objetivo de reemplazar en parte los cinco millones de postes de madera que equivalen a un millón y medio de árboles talados al año que se utilizan en Mendoza. Fuente: La Nación