Lucas Bustos presentó su nuevo proyecto gastronómico denominado “Sagrada Cocina”, un espacio único en Chacras de Coria que abrirá sus puertas en septiembre.

Se trata de la denominada “Casa Videla”, una antigua casona que cumplió 100 años, ubicada en la calle Almirante Brown 2380, a unos 300 metros de Viamonte, una arteria de tierra que une Chacras de Coria y Vistalba.

El espacio se abrió al periodismo con el objetivo de poder recorrer la centenaria casona antigua antes de comenzar la remodelación en donde funcionará “Sagrada Cocina” dentro de unos tres meses, cuando está prevista su apertura.

Esta imponente residencia con mucha historia comenzó a construirse en 1919, encargada por Miguel Aguinaga, y fue inaugurada dos años después con una gran fiesta que reunió a la alta sociedad mendocina de aquel entonces.

Construida bajo el concepto arquitectónico de una villa francesa de Val del Loire, fue habitada en la región del centro de Francia). Allí vivieron Miguel Aguinaga y su esposa Noema Baca, que como no tuvieron descendientes directos, la propiedad pasó a la posesión de la familia Videla, que le terminaron dando su nombre.

Esta verdadera mansión se pondrá en valor, rescatando su patrimonio con este Restaurant Gourmet de Lucas Bustos, quien aseguró que “comer es un ritual sagrado que nutre el cuerpo y enriquece el espíritu de nuevas experiencias”, y agregó que “Sagrada Cocina será una exquisita combinación de alimentos seleccionados y cocina de autor. Los sabores y aromas evocan recuerdos, y en Sagrada Cocina cada espacio te generará nuevas sensaciones, poniendo en valor todos los sentidos”.

La casona, cuya distribución dispone de diferentes espacios, estos serán utilizados para diferentes características gastronómicas. Una de ellas será la asiática, que estará a cargo de otro chef: Nacho Molina.

“Sagrada Cocina” tendrá una capacidad de unos 70 cubiertos, contará con una amplia carta de vinos premium en la que estarán los vinos íconos de grandes bodegas, y apuntará a un segmento de alto target.

Será sin dudas uno de los atractivos de la Cocina Cordillerana, cuyo principal referente es justamente el Chef Lucas Bustos, y en la que Mendoza se prepara para la post pandemia.