Karen Aruta, de 27 años, llegó al Programa Conductoras de Scania desde Maipú, Mendoza. Fue peluquera canina, hace diseño láser, juega al rugby y se está instruyendo para ser arbitro de este deporte, y este miércoles 13 de noviembre recibirá su diploma de conductora profesional en el Centro de Capacitación de la Fundación Profesional para el Transporte, en Escobar.

“He querido probar esto toda mi vida, desde los 18 que tengo el carnet y no me he bajado del auto”, expresó la participante.

Karen se enteró del programa por una publicación en Facebook y participó entre más de 700 aspirantes para obtener la beca del programa. “No sé qué esperar de ser camionera, pero debe ser increíble. Ir arriba de un camión, no es lo mismo que un auto, tener la ruta para vos, debe ser imponente”, concluyó.

Con marido camionero

Por su parte, Paulina Gómez, mamá de una nena de 7 años, llegó al Programa Conductoras de Scania desde Maipú, provincia de Mendoza. Actualmente, es emprendedora y vende productos a través de la red social Instagram, y recibió su diploma de conductora profesional en el Centro de Capacitación de la Fundación Profesional para el Transporte, en Escobar.

“Estoy ansiosa y agradecida por la convocatoria, y por esta iniciativa de incluir a mujeres en este mundo”, expresó la participante.

Paulina tiene marido camionero y fue quien la impulsó para que participara entre más de 700 aspirantes a obtener la beca del programa. “Cuando estoy al volante de un camión me siento omnipotente, siento que tengo toda la fuerza y la ruta es mía, soy dueña de absolutamente todo. Un día estoy en Santa Fe y otro en Formosa cenando, me siento libre”, concluyó.

Con la implementación del programa de capacitación, Scania responde a su objetivo de reducir la brecha de género existente en el sector del transporte. Y satisface la necesidad de conductores profesionales que hoy tiene la industria, otorgándole una nueva salida laboral a mujeres que buscan profesionalizarse.