El chef Juan Tomás Ventureyra, luego de 5 años de trabajar junto a Lucas Bustos, se independizó y estará al frente del nuevo restorán en bodega que abrirá el próximo lunes 17 de febrero, junto al enólogo Matías Riccitelli en su bodega del distrito Las Compuertas, en Luján de Cuyo.

Ventureyra llegó oriundo de Buenos Aires y se encargó primero de la cocina de Ruca Malén, y luego de Espacio Trapiche, hasta convertirse en la mano derecha de Lucas Bustos en todos sus restaurantes en bodegas, y ahora comienza su trabajo como “cabeza de equipo” para la bodega del joven Riccitelli.

El chef Juan Tomás Ventureyra

La reutilización de contenedores marítimos son cada vez más populares en Europa y Estados Unidos, yademás de aportar una solución medioambiental, son innovadores, y fáciles de conceptualizar y decorar, y en ese sentido será totalmente novedoso en un espacio de bodega, bien a la vanguardia, bien al estilo de Matías Riccitelli.

El nuevo restorán funcionará adentro de conteiners, con capacidad para 32 comensales. Además otros 14 lugares en una galería techada y otro espacio en el balcón de la bodega.  El precio por persona es de $3.500. Consta de un menú de 4 tiempos e incluye los mejores vinos de las bodegas, los cuales tienen precios desde los 1000 pesos y cuentan con excelentes puntajes, por arriba de los 90 puntos.

Según Ventureyra, la gastronomía en Riccitelli Wines “estará alineada con los vinos de Matías y tendremos un estándar más relajado que el de los otros restaurantes de bodegas. Habrá un menú con opciones de entrada, principal y postre, y otro menú degustación, en el que se podrá hacer un upgrade hacia los vinos top de la casa, que cuenta con más de 30 etiquetas. “En ambos casos habrá sorpresas, ya que se obsequiará un plato del día”, anticipa el chef.

El nuevo espacio estará abierto de lunes a sábados al mediodía, y por la noche sólo con reservas para grupos. Ubicado en el Callejón De la Reta de Las Compuertas, Luján de Cuyo, está diseñado a partir de containers, “con tres mesas grandes para compartir, en una de las cuales caben hasta 12 personas”. También, como es tradicional en los emprendimientos de Ventureyra, el restó cuenta con una huerta propia.