Hay noticias que marcan estupor en el sector. Y sin dudas el alejamiento del gran enólogo Daniel Pi como Chef Winemaker del Grupo Peñaflor, después de 29 años de trabajar en la empresa vitivinícola líder de la Argentina lo es. Desde el 1 de Octubre dejará el sillón de Director de Enología del grupo vitivinícola que lidera la Familia Bemberg.

Daniel, que fue considerado como “el mejor enólogo de la Argentina” en 2017 por el reconocido crítico internacional Tim Atkin, quedará ligado a la empresa como “Advisor”, es decir un Asesor que va a responder de manera directa a la familia Bemberg para seguir con el trabajo que venía realizando en Bemberg Estate Wines, el proyecto de lujo de los ex dueños de la Cervecería Quilmes (una bodega en Gualtallary de 10 millones de dólares), donde hasta ahora se venía desempeñando como su enólogo.

Es que hace un par de años dejó de estar al frente como enólogo principal de Bodega Trapiche (lugar que le cedió a Sergio Casé quien era su segundo allí) para seguir en el Board of Management como director de enología de la operación de las 10 bodegas del grupo, y de los vinos de la nueva bodega a la que la familia le puso su firma.

Quién ocupará su lugar es el ingeniero agrónomo Marcelo Belmonte, quien hasta ahora se venía desempeñando como Director de Viticultura, y sumará ahora también la Enología (hasta 2017 Viticultura y Enología tenían un solo Director y era Pi, hasta que dividieron las dos direcciones y lo ascendieron a ese puesto a Belmonte).

Daniel Pi, entrevistado por el periodista Oscar Pinco, conductor del ciclo Pasión por el Vino

El nuevo Director de Viticultura y Enología se unió a la compañía en el año 2004. Anteriormente, trabajó en E&J Gallo (Estados Unidos) y en Bodegas Lavaque (Argentina). Su carrera en Grupo Peñaflor es extensa y a partir de 2017 integra el Board of Management. Es Ingeniero Agrónomo de la Universidad Nacional de Cuyo y realizó un Master en Ciencia en Horticultura y Agronomía con Especialización en Viticultura en la prestigiosa UC Davis.

Desde 1992, año en que Pi ingresó al Grupo Peñaflor, pasaron cuatro diferentes dueños del holding, y cada cambio significa tener que reacomodarse, adaptarse, y eso sugiere desgastes.

Dialogamos con Daniel Pi, y sobre esta decisión de alejarse de tan importante puesto, nos confesó: “Uno siempre va haciendo las cosas pensando en el futuro. Ya tengo 61 años, y el futuro es hoy”.

“Ahora voy a tener tiempo para dedicarle a mis proyectos personales (los Vinos 3,14 e Imperfecto que hace con su familia) que los tenía totalmente desatendidos. Y también hacer algunas asesorías (de bodegas boutique) pero no de grandes grupos, ya que voy a seguir ligado (part time) a esta casa”, explicó.

“Todo el equipo enológico del Grupo Peñaflor seguirá siendo el mismo: Sergio Casé al frente de Trapiche; Opi Sadler en La Mascota; Alejandro Pepa en El Esteco; Alejandra Riofrío en Navarro Correas”, informó.

“Hace 30/40 años cuando con la gente de mi generación empezamos en el mundo del vino era totalmente diferente de lo que es hoy y no tenía tanto glamour, muy poca gente estudiaba enología, y éramos muy pocos locos los que nos animamos a hacer una carrera universitaria”, confesó Pi quien se recibió en la Facultad de Don Bosco en 1982.

“En 1992 ingresé al Grupo Peñaflor a trabajar en lo que después fue Finca Las Moras en San Juan. Y después del retiro de Ángel Mendoza me ofrecieron hacerme cargo de la Enología y Viticultura del Grupo. Tuve una responsabilidad muy grande porque Trapiche es la imagen del vino argentino en el mundo. Desde que me hice cargo en 2002 el mercado interno creció el 50% y multiplicamos por 8 las exportaciones, estamos en 90 países”, puntualizó el afamado enólogo.

Grupo Peñaflor es la empresa vitivinícola líder de la Argentina y actualmente se encuentra ubicada dentro de las 10 principales compañías productoras de vino a nivel mundial.

Con exportaciones anuales por U$S 180 millones y presencia en más de 95 países, Grupo Peñaflor logró posicionarse como el principal exportador de vino embotellado del país y el productor Nº 1 de Malbec del mundo. Posee más de 3400 hectáreas productivas de viñedos en las principales zonas vitivinícolas de Argentina y emplea a más de 2300 personas.

Bajo la órbita de Daniel Pi hasta fin de mes están los vinos de las bodegas Trapiche, El Esteco, Finca Las Moras, Mascota Vineyards, Navarro Correas, Santa Ana, Suter, San Telmo, Bodega La Rosa, La Liga de Enólogos, y por supuesto Bemberg Estate Wines.