Antes de que termine este año, Naranja podría abrir sus puertas como una nueva banca digital. El derrotero e digitalización que encaró la compañía de origen cordobés, miembro del Grupo Financiero Galicia, la llevó a solicitar una licencia para operar como una entidad bancaria ante el Banco Central, autorización que podría ver la luz en las próximas semanas.

Sorteado este paso, el flamante banco deberá ultimar los detalles para poder comenzar a operar. Gustavo Fazio, Director de Servicios Financieros de Naranja, comentó que la expectativa es que esto ocurra antes de diciembre.

Así, Naranja Digital va a sumarse al incipiente menú de opciones de entidades bancarias 100% digitales de la Argentina, compuesto hasta ahora por Wilobank y Brubank, dos bancos de reciente aparición. “Si bien vamos a salir a competir en el mercado abierto, nuestro principal objetivo es ofrecer una solución a nuestros más de 5 millones de clientes”, afirmó Fazzio.

“Nuestra propuesta apunta a ofrecer los mejores servicios financieros y no financieros a partir de la tecnología. Como valor agregado, ya contamos con la cercanía con nuestros clientes, que expresan siempre altos grados de satisfacción con nuestra compañía”, aseguró.

“Naranja apunta a ser uno de los primeros bancos que esté 100% desarrollado en cloud”, anticipó el ejecutivo. A fines de 2017, el BCRA reglamentó una normativa que permitía a las entidades “tradicionales” migrar su core bancario a la nube, una ventaja que permite ahorrar costos y tiempo. Ya hay otras experiencias de entidades 100% desarrolladas de esta forma como la del ex Citibank, Juan Bruchou, que está alojada íntegramente en Azure, la solución de Microsoft.