El Gobernador Alfredo Cornejo participó en la inauguración de un nuevo sector de la Empresa Tassaroli, de San Rafael. La ampliación fue lograda a través de la obtención de un bono fiscal.

Lo invertido le ha permitido a Tassaroli no sólo cumplir con los proyectos iniciales, logrando así importantes ampliaciones tecnológicas, sino también alcanzar mayores niveles de inversión local. De esta manera, la firma genera más de 70 puestos de trabajos nuevos en el Sur provincial y fortalece el desarrollo de la industria mendocina.

La empresa, instalada en San Rafael desde 1953, diseña, fabrica y provee diferentes líneas de productos para el sector minero y petrolero. Además, brinda soluciones integrales en materia de energías renovables.

Este nuevo sector inaugurado contempló no sólo mejoras edilicias sino que además se buscó reducir accidentes laborales, conseguir un control eficiente del proceso y asegurar la calidad acorde a lo requerido por los mercados internacionales. Se le sumaron la construcción de una nueva nave productiva para la incorporación de nuevas líneas de fabricación a la cartera de productos actuales que contribuirán a mejorar la calidad y amplitud de los productos ofrecidos por la empresa en su conjunto.

“Estamos inaugurando un emprendimiento privado que crece, que da empleo y que agrega valor en toda la cadena productiva del Sur provincial. En los últimos años se ha deteriorado el concepto de empresa. Cuando voy a las escuelas secundarias, ningún alumno me dice que quiere ser empresario”, indicó Cornejo al iniciar su discurso.

El mandatario agregó que “no hay forma de tener trabajo, sin empresarios, sin emprendedores, sin empresas. Ese relato es indispensable que todo el pueblo de Mendoza lo entienda: no hay forma de mejorar nuestra cantidad y calidad de empleo si no hay más empresas”.

De esta manera, el Gobernador hizo referencia a Tassaroli al destacar que “no es cualquier empresa sino una nacida y criada en este lugar, como esta familia que empezó de la nada y logró después de 66 años seguir ampliándola y producir. Tassaroli hoy logra lo que hoy la mayoría de las empresas tienen como objetivo, ser competitivas en el marco de las dificultades que siempre atravesamos los argentinos y poder vender en el mundo, en lugares sumamente competitivos”.

“Siempre se pone de ejemplo a grandes empresas mendocinas que han podido ser transnacionales y esta empresa hoy aquí en San Rafael es un ejemplo”, resaltó el mandatario. “El Estado debe crear las condiciones mínimas para que el individuo se desarrolle, pero el resto lo tiene que poner cada uno. A algunos les cuesta un poco más, pero se puede, un ejemplo de esto es Tassaroli. Todos hemos tenido nuestros fracasos pero los emprendedores tienen un Estado bien administrado y que hace bien las cosas”, agregó el mandatario.

Carlos Tassaroli, presidente de la compañía, explicó: “Nuestro propósito es generar producción genuina desde San Rafael al mundo. Para ello nuestra mayor aspiración es ser una empresa de clase mundial y de aquí ser capaces de competir en los mercados internacionales más exigentes. Ese es nuestro sueño, por eso nuestra misión es ser líderes del mercado latinoamericano brindando productos y servicios de calidad para la industria energética y minera diferenciándonos por brindar soluciones integrales”.

Tassarolli reconoció “el acierto del Gobierno provincial al lanzar el programa de fomento a la inversión estratégica en el 2017, lo cual incentivó a acelerar nuestro programa de inversiones y nos motivó a la finalización del mismo para obtener el bono como premio”.

Kerchner destacó que este es el resultado de “una política que comenzamos a aplicar en 2016. Hoy, Tassaroli, con el Bono Fiscal, está produciendo caños para toda Sudamérica en materia de hidrocarburos, con máquinas que sólo existen en esta fábrica, dándoles trabajo a los sanrafaelinos. Esto es el Bono Fiscal, es el producto de un buen gobierno, con orden y administración”.