En el marco del Decreto N° 762 mediante el cual el Gobierno de Mendoza autorizó el turismo interno en la provincia, el Municipio de Tupungato es el primer departamento en aportar nuevas medidas al protocolo dispuesto, con el objetivo de convertirse en un lugar seguro para sus visitantes.

Mediante el programa municipal: “Sello de Calidad Sanitaria COVID-19”, se certificará a los prestadores turísticos de servicios gastronómicos, de alojamientos y comercios locales.

El programa fue presentado del martes por la tarde, en el Hotel Turismo Tupungato, donde el intendente Gustavo Soto, en compañía de la Directora de Turismo Analía Parra -a través de una videoconferencia- oficializaron dicho plan y buscando transmitir con acciones, la necesaria confianza a potenciales turistas en cuanto a la prevención y mitigación de la pandemia de coronavirus.

“La idea es estar siempre atento a las dificultades, a los requerimientos, a los aportes y necesidades que tengan los distintos ámbitos del comercio y de la industria del departamento”, expresó el mandatario tupungatino Gustavo Soto.

Para gestionar y obtener el sello, los prestadores turísticos en primera instancia recibirán en grupos reducidos una capacitación virtual gratuita y específica para cada rubro, que será articulada entre la Dirección de Turismo, Dirección de Fiscalización y Control y el Área Sanitaria del Municipio.

Luego de recibir la formación, el segundo paso a seguir por los establecimientos, será aplicar en sus locales los procedimientos indicados. Posteriormente, las direcciones mencionadas verificarán que los prestadores hayan cumplido con todas las disposiciones.

Una vez que el personal municipal haya corroborado que la implementación de las medidas es correcta, entregará a quienes corresponda el ‘Sello de Calidad Sanitaria’, para que puedan exhibirlo en sus locales, así como en los medios digitales donde promocionan sus servicios y también se les proveerá de un kit de señalética, para utilizarlo como demarcación en el lugar.

Tras concluir la presentación virtual Parra, aseveró: “Este no es un programa obligatorio. Lo van a realizar aquellos que deseen realmente certificar y transmitirle a sus clientes que su entidad es segura”.