Gracias a los estrictos protocolos sanitarios y los controles que llevó a cabo el Gobierno provincial, se vivió un fin de semana extralargo con una ocupación que alcanzó el 90%.
Mendoza sigue trabajando para cuidar el equilibrio entre la salud y la economía y, de este modo, nuestra provincia pudo tener un fin de semana con actividades artísticas y recreativas y preservar los puestos de trabajo del sector del turismo y la cultura.

En Semana Santa, Mendoza recibió, en diferentes rincones de su geografía, a mendocinos y turistas que disfrutaron de un maridaje perfecto entre paisajes, los mejores vinos y cultura.

Desde el 28 de marzo, Mendoza vive el festival Música Clásica por los Caminos del Vino, que finaliza el domingo 4 y, en su edición 2021, con más de 55 conciertos y estrictos protocolos sanitarios, fue uno de los principales atractivos, junto con los destinos de naturaleza y el enoturismo.

Música Clásica por los Caminos del Vino 2021 rinde homenaje a Ástor Piazzolla, a cien años de su nacimiento, y forma parte de un ciclo de eventos nacionales e internacionales, lo que la posicionó como uno de los principales centros de la conmemoración.

Este año, la mayoría de los conciertos son al aire libre, con cupo reducido y estrictos controles sanitarios. Este formato permite preservar el trabajo de nuestros artistas y ofrecer una atractiva propuesta turística, en Semana Santa, en la que la cultura hace un gran aporte al bienestar de los mendocinos y mendocinas, en este contexto de pandemia.

Hubo decenas de conciertos a cargo de músicos locales, en espacios enoturísticos de toda la provincia y, como invitado especial, tuvo al prestigioso sexteto Escalandrum.

El festival llegó a los 18 departamentos, en lugares emblemáticos y con entrada gratuita. La propuesta para este año incluyó, además, 25 experiencias en bodegas, que ofrecieron interesantes ofertas gastronómicas.

Al igual que en hoteles, restaurantes y en establecimientos turísticos, para poder disfrutar de Música Clásica por los Caminos del Vino se hizo especial hincapié en el respeto de los protocolos sanitarios, que consistieron en control de temperatura; uso, en todo momento, de barbijo, cubriendo mentón, boca y nariz; cuidado del distanciamiento entre personas e higiene de manos de manera frecuente, con agua y jabón o alcohol en gel.

Para el cumplimiento de estas medidas sanitarias, el Gobierno de Mendoza trabajó en conjunto con Cruz Roja Argentina sede Mendoza, los 18 municipios y las bodegas anfitrionas.