Miguel Zuccardi recibe el premio en Roma, durante la entrega de premios FlosOlei, la guía de aceite de oliva del reconocido experto catador internacional Marco Oreggia.

El pasado viernes 4 de diciembre en la Ciudad de Roma, Italia, se llevó a cabo la entrega de premios FlosOlei, la guía de aceite de oliva del reconocido experto catador internacional Marco Oreggia. Bravo, de Familia Zuccardi, en su cosecha 2019 recibió 98 puntos quedando así entre los mejores aceites de oliva del mundo, formando parte del 20th Best.

FlosOlei es conocida como la mejor publicación del sector a nivel mundial, en esta edición 2020 puntuó más de 750 aceites de oliva virgen extra provenientes de 53 países de los 5 continentes posicionando a Bravo como el mejor aceite de oliva del hemisferio sur y del continente americano.

Durante la premiación se otorgaron también reconocimientos a los 20 mejores establecimientos productores y Familia Zuccardi fue galardonada como L´Azienda di FrontieraThe “MadewithLove” Farm.

Bravo, 100% Arauco es obtenido a partir de olivas provenientes de Finca Maipú. En este aceite, la calidad y la tradición se unen en la expresión más auténtica de la variedad emblemática de la Argentina.

Arauco es la primera variedad de oliva en ingresar al país a mediados del siglo XVI teniendo una gran adaptación en todo nuestro territorio y particularmente en Cuyo por lo que también se la conoce como Criolla. Da aceites muy preciados por su complejidad de frutado e intensidad de sabores debido a su alto contenido de antioxidantes. La constante búsqueda de la máxima calidad, el trabajo en una agricultura sustentable y la revalorización de la tradición y cultura del oliva argentino con la puesta en valor de esta variedad local ubican a Familia Zuccardi como productor referente de aceites de alta calidad en el continente americano.

Estas distinciones, más otras a nivel local e internacional recibidas a lo largo de estos años, reafirman el camino elegido basado en la calidad y la excelencia de los aceites de oliva virgen extra de Miguel Zuccardi.