Emanuel Facello, Matías Bismach y Emiliano Gruini, los socios de El Botellón

Un bar cultural con una radio y una galería de arte incluidas, y que tiene franquicia en Buenos Aires y otra por venir en Córdoba, quedó entre los mejores proyectos sociales y ambientales por ser un local gastronómico de alto impacto en el concurso Latinoamérica Verde, el Festival de Sostenibilidad más relevante de la región.

“El Botellón Cultura Expansiva es más que un bar temático, ya que se trata de una empresa B, que no sólo busca un beneficio económico, sino también generar uno social y ambiental. En el local tienen también una radio, una galería de arte y un laboratorio de proyectos”, dice Emanuel Facello, Socio – Gerente.

El concurso Latinoamérica Verde es el Festival de Sostenibilidad más relevante de la región, que cada año premia, da visibilidad y crea redes entre los mejores 50 proyectos sociales y ambientales de Latinoamérica. De los proyectos presentados por nuestro país, el proyecto mendocino obtuvo el puesto número 3.

“Estamos muy felices de haber quedado entre los primeros 50 proyectos sostenibles de Latinoamérica, del concurso participaron más de 2.600 proyectos”, destacó Facello.

Los emprendedores cuentan que el nombre del negocio –creado en 2017 por los socios Matías Bismach, Emiliano Gruini y Emanuel Facello- responde a que nació como un pequeño local de venta de cerveza artesanal con el modelo “take away” (para llevar), en botellones. Sin embargo, estaban motivados a hacer un emprendimiento más ambicioso, con triple impacto y ligado a la cultura.

Así, se trasladaron a un espacio más amplio, sobre calle Sarmiento al 600 de Ciudad, y abrieron un bar cervecero en el que sumaron una galería de arte, para ofrecer un espacio a artistas emergentes, y habilitaron una radio vía streaming, en la que analizan diversas problemáticas -de género, diversidad, música, gastronomía, cultura, política internacional, etc- y que está abierta a la participación de los asistentes.

Bismach cuenta que, en las franquicias, que se abrieron en 2019 en La Plata y próximamente en Córdoba, también hay una galería o una radio.

El emprendedor entiende que el reconocimiento en el Festival Latinoamérica Verde como un local gastronómico de alto impactose debe al proceso que vienen realizando como empresa B certificada. Así, trabajan en la inclusión social de personas con discapacidad y también en políticas ambientales, como la separación de residuos y el tratamiento de los orgánicos.

Acciones para el cambio social

Situado a pasos de Plaza Independencia, el bar cuenta con proyectos de accesibilidad cultural (programas de radio, música en vivo, exposiciones de arte) y experiencias sensoriales (utilización de lengua de señas y braile). De la misma manera, poseen un “sistema de emancipación”, que consiste en ser garantes de créditos bancarios para la realización de emprendimientos propuestos por el personal del lugar.

De la mano de estas políticas, la ecología es su principal especialidad. Durante 2018 generaron: 700 kilos de cartón, 500 kilos de vidrio y de cáscara de maní, y 200 kilos de plástico. Todos los materiales son recibidos por recuperadores urbanos gracias a la recolección diferenciada.

A pocos meses de abrir sus nuevas franquicias en Córdoba y La Plata, siguen innovando con sus propuestas, como la construcción de piletas en el techo para reutilizar el agua de lluvia y la medición mensual del consumo energético.

“El público está demandando empresas más responsables, conscientes, que tengan gestión medioambiental, desarrollo cultural y que no dejen de lado la calidad del producto ni la inclusión. Eso intentamos hacer acá”, concluyeron Matías y Emanuel.