Un enólogo que se inspiró en el vino para crear una bebida con néctar de flores nativas

El ingeniero agrónomo Gabriel Vivanco desarrolló un producto orgánico e innovador que busca revalorar y multiplicar recursos naturales y agros productivos de la región. Fue distinguido por la Legislatura.

Compartir
El ingeniero agrónomo Gabriel Vivanco, (izquierda) fue reconocido en la Legislatura

Por iniciativa del diputado Álvaro Martínez (PRO), se realizó en la Legislatura provincial el acto de reconocimiento al ingeniero agrónomo Gabriel Vivanco, por desarrollar un producto orgánico e innovador que busca revalorar y multiplicar recursos naturales y agros productivos de la región.

Cabe destacar que el ingeniero Vivanco creó el “Blumbey” a partir del vino, logró una bebida mezcla de néctar de flores que crecen naturalmente en la provincia. En la actualidad lidera el proyecto Kelëvi, incubado por la Universidad Nacional de Cuyo, donde se produce el “Blumbey” y muestra la expresión más floral de cada región.

Indicó el diputado Martínez que “el ingeniero Vivanco es la tercera generación de apicultores y luego de un extenso viaje por Oceanía, Asia, Europa, África y América aprendiendo nuevas experiencias interculturales, y conociendo más sobre diversas bebidas y sus orígenes. Volvió a la Argentina con afán de mostrar nuestro potencial natural, valiéndose de recursos naturales renovables de cada región y su formación académica. Recorriendo y entendiendo la biodiversidad ecológica de nuestro país, sumando pasión en lo que cree, y la necesaria dosis de tenacidad, desarrolla vinos de autor y produce frescas bebidas alcohólicas desde el néctar de flores como origen botánico”.

Destacaron durante el acto de reconocimiento el trabajo que busca revalorar y multiplicar recursos naturales y agro-productivos de la región, con la consecuente mejora ambiental y fomento de su resiliencia, identificando un impacto ambiental positivo, conserva la biodiversidad de especies y mitiga la erosión del suelo por el avance de monocultivos por desmonte o tala.

Teniendo en cuenta el carácter de producción orgánica, se otorga un alto aumento al valor a la producción local a partir de recursos naturales renovables, sin generar desechos sólidos contaminantes y favoreciendo al ambiente fresco y sano para el desarrollo de futuras generaciones.

Blumbey es la creación surgida de la creatividad, la experimentación y el esfuerzo del joven enólogo Gabriel Fernando Vivanco, y que este realiza en su pequeña bodega personal, Kelevi.

Si bien el proceso de fabricación es similar al que se efectúa para elaborar vino, la materia prima no lo es: no está hecho a base de uva, sino que el mosto se constituye a partir de mezclar el néctar de las flores que crecen naturalmente en nuestra provincia y el agua pura de la montaña.

El resultado es la expresión propia del paisaje, libado por las abejas y engrandecido por la transformación que producen las levaduras. No hay dudas: blumbey es una experiencia singular.