Marcelo Schamy, agente inmobiliario, hace 30 años que vive en Estados Unidos

Detroit, ubicada al norte de Nueva York, en el límite con Canadá, se declaró en bancarrota en el 2013. No obstante, lejos de quedarse envuelta en un mar de lamentos, sus empresarios y autoridades consiguieron brindarle un resurgimiento y en el transcurso de los últimos años tomó un giro innovador que le permitió transformarse en una verdadera ave Fénix.

Y mucho tuvo que ver en esto un mendocino que hace 30 años vive en Estados Unidos. Se trata de Marcelo Schamy, CEO de IDG Homes Detroit, compañía de inversiones en real estate con portfolio en el estado de Michigan.

Según Schamy, de 57 años, el resurgimiento de Detroit fue el resultado de un plan económico más que político.

“Cuando colapsó y se presentó como la primera ciudad en la historia de los EE.UU. en presentarse en quiebra, aparecieron figuras del mercado local privado, que ‘tomaron el control’ de la ciudad”, explicó Schamy, que de muy joven se fue a vivir a Buenos Aires para graduarse como licenciado en Sistemas en la Universidad de Belgrano.

Después partió a Miami, donde abrió el primer local de Ricky Sarkany en Estados Unidos, para luego dedicarse al negocio inmobiliario.

El ejecutivo precisó que esos funcionarios “negociaron deudas con el gobierno federal, armaron una estrategia de negocios y se encargaron de ponerse en contacto con otros pares que, obviamente, acercaron más empresas a Detroit”.

“A todo esto se fueron consiguiendo beneficios impositivos por parte del Estado. Pero la ventaja que terminó de colaborar con la recuperación de Detroit fue el triunfo de Donald Trump, y sus posteriores políticas conservadoras y proteccionistas”, resaltó.

Así, aparecieron ventajas impositivas para General Motors, por ejemplo, que en 2018 cerró todas sus pantas en Asia y las trajo nuevamente a Detroit.

“Cuando Ford estaba por irse a México, Trump interfirió y envió a la firma a Detroit para que obtuviera los mismos beneficios”, añadió.

“Hoy las empresas no quieren faltar o estar en Detroit. Y ese es un gran logro de Dan Gilbert, quizá el empresario más importante que permitió la recuperación”, expresó.

El ejecutivo de IDG Homes Detroit subrayó que existe también una presencia muy fuerte de empresas tecnológicas en esa ciudad. Google, LinkedIn y WeWork.

“Microsoft mudó la oficina del centro-este del país y la llevó a Detroit. Galaxy Software Solutions, de Sillicon Valley también está presente junto a otras muchas que emigraron de ese lugar hacia acá”, remarcó.

“Detroit se convirtió en una ciudad óptima para invertir en propiedad, especialmente porque posee las más económicas de Estados Unidos y con gran potencial”, explicó.

Según el empresario “cada vez son más las compañías que deciden desarrollarse en la ciudad, diversificando y ampliando la oferta de empleo, por lo que trabajadores de todo el país están migrando a Detroit”.

Todo un potencial por delante para poner el foco en esta ciudad y evaluar posibilidades de inversión.

“Se puede entrar en el negocio del real state con U$S50.000. Con ese monto el interesado puede comprar una propiedad completa, unifamiliar de unos 100 metros cuadrados en los suburbios”, indicó.

IDG Homes Detroit (idghomes.com) actualmente administra unas 8000 propiedades en esta ciudad. “También operamos en lo que es inversión en locales comerciales, shoppings, y edificios de oficina. Nuestra ventaja es que estamos radicados acá y conocemos el mercado de forma íntegra”, completó Schamy. Fuente: El Cronista