La revista Lugares del diario La Nación realizó un listado con las mejores ocho heladerías de Argentina y, entre ellas figura, en el primer lugar, la mendocina Dante Soppelsa (Lavalle 24, Ciudad).

“Fuera de la ciudad de Buenos Aires, los mejores exponentes del postre por excelencia de las vacaciones, un rito veraniego en el que coinciden turistas y locales de todo el país”, así comienza la nota y luego detalla a las elegidas. Allí, fundamenta por qué la heladería mendocina ocupó el primer puesto y comparte las razones.

Flavio Soppelsa, el genio detrás de Dante Soppelsa.

Desde 1988 es sinónimo de gelato en Mendoza. Flavio, el hijo que se había criado en el negocio, tomó las riendas en 2004 y reinventó los helados: además de ricos –pensó–, tenían que ser bonitos. Empezó a decorar cada cucurucho con hilos de chocolate o de mermelada casera, bombones y frambuesas frescas. Y se animó a salir de los gustos clásicos. Así surgió el más popular: el de palta.

Otros exóticos que ofrecen son mango con cúrcuma, matcha lima, frambuesas con pétalos de rosa, espirulina, carbón activado con pomelo rosado, grilled banana & coconut, chai latte, chocolate amargo con oliva y arándanos con lavanda.

Según los entendidos, Dante Soppelsa es una heladería distinta y única, no solo por la calidad de la materia prima con la que fabrican los helados y sus sabores exóticos sino que también por su imponente presentación y su excelente atención.

El resto de las heladerías elegidas por la revista Lugares del diario La Nación fueron:

  • Fili (Salta)
  • Italia (Mar del Plata)
  • Touché de crème (Rosario)
  • Del Bent (Villa Allende, Córdoba)
  • Humus de la montaña (El Bolsón)
  • Heladería Tau (San Salvador de Jujuy)
  • Blue Bell (San Miguel de Tucumán)