La recuperación que registró el mercado interno en 2019 y la mejora verificada en las ventas al exterior fueron recibidas con “expectativa” por los directivos de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), mientras que desde Bodegas Argentinas relativizaron estos resultados bajo el argumento de que no reflejan “de manera acabada” lo que pasa en el sector.

Ambas cámaras, que integran la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), se refirieron de esta forma a un informe elaborado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) en el que se dio cuenta que las exportaciones en 2019 crecieron 13,6%, mientras que los despachos al mercado interno subieron más de 4% en los diez primeros meses del año.

José Alberto Zuccardi, presidente de la UVA, dijo a Télam que “las cifras de ventas de la vitivinicultura durante el año 2019 son alentadoras, ya que quiebran una tendencia”.

“En el mercado interno debe ser uno de los pocos productos de consumo masivo cuyo consumo ha subido”, señaló Zuccardi.

“La muestra de crecimiento en las exportaciones también marcan un quiebre de tendencia, porque desde el 2011 veníamos con dificultades, especialmente por los tipos de cambio. Si se define una política francamente exportadora, yo creo que esa tendencia debería mantenerse, e inclusive se puede incrementar sustancialmente por la relación calidad precio de los vinos que Argentina ofrece al mundo”, agregó.

Con una posición más cauta, Francisco Do Pico, vicepresidente de Bodegas de Argentina, advirtió que “el informe en que se basa el INV son despachos y no son ventas, pueden ser un termómetro de la situación de mercado, pero no reflejan a la perfección lo que está pasando en la calle”.

“Bodegas de Argentina tomamos con precaución esa comunicación”, dijo el ejecutivo a Télam.

Para Do Pico, lejos de mostrar un repunte, aseveró que “los vinos han demostrado una caída en 2019, aunque no ha sido tan fuerte como la de otras bebidas -tanto con alcohol como sin alcohol- que han tenido mermas en casi todos los casos de doble dígito, y eso va en línea con la situación del consumo en la Argentina”.

Do Pico sostuvo que “en 2019 el bolsillo de los consumidores se ha visto muy golpeado y no hemos estado ajenos”. Por último, el empresario dijo que “en lo que hace a exportaciones se puede confiar más en el crecimiento, pero reitero que desde Bodegas de Argentina tomamos las estadísticas del INV con precaución, ya que se han visto crecimiento en algunos segmentos, pero no en todos, y en términos generales estamos viendo una caída en el mercado interno, y no un crecimiento”.