El INV y el INTI lanzaron un vino patrón que abarata costos de laboratorio a las bodegas y asegura parámetros de calidad.

El trabajo en conjunto, entre especialistas del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y del de Tecnología Industrial (INTI) comenzó en septiembre del 2020, pero esta semana se conoció el resultado: un “vino patrón” que por primera vez les dará a las bodegas valores de referencia para calibrar el trabajo de sus laboratorios y las metodología de análisis, lo que redundará en ahorro de gastos.

“Lo que hace este vino patrón es establecer medidas stándar para los laboratorios de las bodegas. Hoy las bodegas del país tienen distintas tecnologías en sus laboratorios, unos muy avanzados y otros no tanto, por lo cual calibrar todo el instrumental de un laboratorio implica invertir en infraestructura y contratar personal que la aplique. Con el INTI hemos tomado un vino y hemos calculado cuál es la correcta graduación alcohólica y la exacta cantidad de azúcar. Ese vino se envasó y se puso a disposición de las bodegas, para que adquiriéndolo ellos pueden calibrar su instrumental de acuerdo a las características de ese vino”, explicó el titular del INV, Martín Hinojosa.

El lanzamiento de este material se hizo en el Parque Tecnológico Miguelete, de la localidad bonaerense de San Martín, y ese vino patrón ya está disponible para todas las bodegas del país.

Desde lo técnico, ampliaron que por primera vez las bodegas podrán confirmar la exactitud y garantizar la trazabilidad metrológica de parámetros vinculados a su calidad e inocuidad -supone que no daña la salud-, con comparabilidad internacional, fundamental para su certificación, acreditación y exportación.

“Esta era una demanda del sector y entendemos que por primera vez van a tener esta herramienta clave para la calidad del producto, que además les facilitará la comercialización porque por ejemplo hay países que a partir de determinada graduación alcohólica de un vino establecen sus impuestos. Midiendo bien esta característica, se podrían asegurar.