domingo 16 de junio de 2024 - Edición Nº5186
Advertisement

Tecnología | 28 feb 2023

Empresa mendocina de salud diseñó una innovadora terapia para tratar el autismo

Neuromed Argentina incorpora la neuromodulación no invasiva, una innovadora técnica que permite mejorar el funcionamiento de las redes neuronales en diversas afecciones cerebrales.


Desde el año 2007, la clínica Neuromed Argentina, ubicada en Godoy Cruz, Mendoza, y dirigida por los doctores Raúl Otoya y Celia Daraio, trabaja para mejorar la salud del cerebro y alcanzar el bienestar en personas de todas las edades.

La innovación es uno de los pilares de esta institución, que, a través de sus tratamientos y programas, aborda diferentes enfermedades y trastornos, con tecnología de vanguardia. Uno de ellos es la neuromodulación no invasiva. 

¿En qué consiste y cuál es su alcance? 

La neuromodulación no invasiva es una técnica que permite mejorar la capacidad de trabajo de las redes neuronales que se encargan de los procesos sensoriales, motores y de las funciones cerebrales de alto nivel, como las atencionales, perceptuales, ejecutivas, de memoria, afectivas, emocionales, del lenguaje y de la comunicación social.

“Uno de los principales métodos que se utilizan es la Estimulación Magnética Transcraneal (TMS) que consiste en aplicar pulsos magnéticos sobre sitios específicos de la corteza cerebral. De esta manera, es posible mejorar el funcionamiento cerebral en pacientes que presentan afecciones como TEA (Trastorno de Espectro Autista), retardos mentales, TDAH, trastornos de aprendizaje, afasias, secuelas de ACV, tinnitus, depresión, trastornos obsesivos compulsivos, entre otras”, explica el doctor Raúl Otoya.

En pacientes con Trastorno de Espectro Autista contribuye a mejorar la comunicación social, lograr mayor flexibilidad cognitiva, atención, planificación de actividades y capacidad de abstracción e imaginación, además de incrementar la autorregulación conductual.

En cuanto a la seguridad de estos procedimientos, destaca: “Son tratamientos seguros, indoloros, no quirúrgicos y, prácticamente, sin efectos adversos o contraindicaciones. Se pueden realizar tanto en niños como en adultos y ancianos y sus resultados son sumamente positivos”.

El empleo terapéutico de TMS fue aprobado en Estados Unidos en el año 2008 y desde entonces, una importante cantidad de centros médicos en el mundo la emplean con fines diagnósticos y terapéuticos, respaldados por una amplia y creciente evidencia científica.

  • Para más información y asesoramiento personalizado:
  • +54 261 4224888 - 4227276 / WhatsApp +54 261 5880796 / [email protected] / www.neuromed.com.ar
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

Suscripción Newsletter

* indicates required