domingo 19 de mayo de 2024 - Edición Nº5158
Advertisement

Turismo Y Gastronomía | 2 mar 2023

Mil Suelos lanza un nuevo servicio enogastronómico en Chachingo, Maipú (de qué se trata)

Ahora, un área de turismo comienza a tomar forma como nueva meta para la bodega, con una propuesta de pronta apertura que incluirá visitas, degustaciones y gastronomía, y que Jeff Mausbach nos anticipa en esta charla. 


Desde que Alejandro Sejanovich y Jeff Mausbach dejaron Catena Zapata para comenzar su propia aventura en el vino, su proyecto no hizo más que crecer. Con Jorge Crotta como tercer socio, recientemente adoptaron el nombre Mil Suelos como “paraguas” sobre la creciente cantidad de etiquetas que desarrollan no sólo en Mendoza sino también en Salta y Jujuy. 

Ahora, un área de turismo comienza a tomar forma como nueva meta para la bodega, con una propuesta de pronta apertura que incluirá visitas, degustaciones y gastronomía, y que Jeff Mausbach nos anticipa en esta charla. 

-¿Cuáles son los ejes de la experiencia que Mil Suelos diseña para los visitantes?

JM: El eje principal de la experiencia enoturística de Mil Suelos es incorporar al turista en el proceso de microvinificaciones de pequeños lotes de nuestros mejores vinos. 

Intentaremos que el visitante experimente cómo hacemos vinos que reflejan un lugar, una parcela, un suelo. La experiencia será concentrada en nuestra sala de microvinificaciones y sala de barricas, donde cada visitante podrá ver cómo trabajamos estos vinos de alta gama

-¿Cómo será la propuesta gastronómica y de qué manera está influenciada por los vinos?

JM: La propuesta gastronómica será netamente mendocina. Una propuesta basada en productores locales y cocina tradicional de fuegos. 

Queremos dar foco en los distintos fuegos para cocinar: la llama, la parrilla, el disco, la plancha y el horno de barro. Tendremos ingredientes frescos de nuestra huerta y daremos un rol protagonista al horno de barro, un elemento muy tradicional en Mendoza. 

Cada plato será diseñado para acompañar un vino en particular, sugerido por nosotros, pero con la posibilidad de ser disfrutado con varios vinos de nuestro portfolio.

-¿Qué impresión final les gustaría que se lleven quienes visiten la bodega?

JM: La impresión final que buscamos transmitir es que nos dedicamos a producir vinos que reflejan un lugar: una región, una apelación, un viñedo, una parcela, un suelo. Que en Mil Suelos trabajamos con una extensa gama de lugares, como Pareditas y Gualtallary en el Valle de Uco, Uspallata en las grandes alturas de Mendoza, Tolombón y Cachi en Salta y la Quebrada de Humahuaca en Jujuy. También comunicar que todos nuestros vinos son altamente gastronómicos, vinos pensados para la mesa. Y que nuestros visitantes pueden disfrutar a pleno nuestra propuesta de unir estos dos mundos: el de los vinos y la gastronomía

-¿Qué balance en general hacés sobre la creciente propuesta gastronómica y de turismo que ofrece Mendoza? ¿De qué manera te parece que Mil Suelos se ensambla en ese escenario general?

JM: Creo que Mendoza está en pleno crecimiento de nuestro mundo gastronómico. Hay muchas ofertas que celebran nuestros ingredientes locales y vinos de terruño. Mil Suelos propone acompañar este proceso, agregando la visión particular de nuestros vinos y gastronomía.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias