sábado 02 de marzo de 2024 - Edición Nº5080
Advertisement

Emprendedores | 22 ene 2024

Lucas Fernández, el joven mendocino destacado que potencia a startups y empresas tradicionales

Tiene 30 años, es uno de los socios de la incubadora Agilmentor y miembro de la aceleradora Embarca. A fines de 2023 fue reconocido por el CEM por su liderazgo, compromiso, innovación y logros empresariales.


Luego de graduarse como ingeniero industrial en la UNCuyo, Lucas Fernández realizó un intercambio en España relacionado al emprendedorismo y a la gestión de proyectos. En el medio fundó una empresa junior y se involucró con una incubadora y aceleradora de proyectos tecnológicos. Hoy está terminando un MBA en ADEN Business School.

En noviembre de 2023, el Consejo Empresario Mendocino le otorgó el premio al Joven Mendocino Destacado en la categoría “Liderazgo, compromiso, innovación y logros empresariales”.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos en el sector empresario?

Hace 8 años, mientras estudiaba Ingeniería, junto a 2 compañeros (quienes actualmente son mis socios) creamos INCA, una empresa junior, integrada por estudiantes y guiada por profesores, bajo un modelo que funciona en otros países del mundo. Es la tercera empresa de este tipo en el país (en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo funciona Vínculos con la misma metodología). 

El propósito de INCA es brindar servicios de consultoría a pymes y que los estudiantes tengan una experiencia laboral previa, más allá de las pasantías, que les permita pasar por distintas áreas.

En ese momento, Agilmentor, incubadora local de startups, nos ayudó a armar el plan de negocios y a incubarlo. Cuando terminó el proceso, el equipo nos propuso sumarnos como asesores. Terminamos la carrera y la empresa comenzó a crecer, focalizada en proyectos que buscan crecer con tecnología de manera exponencial. En 2018 decidimos asociarnos.

¿Cuántas empresas han incubado desde Agilmentor?

Hasta el momento, han pasado por nosotros más de 160 proyectos de tecnología. El hecho de que seamos una incubadora sirve como ventanilla para buscar inversiones. De hecho, más de 65 proyectos han conseguido financiamiento.

El paso siguiente es ir a un modelo acelerador y existen empresas que invierten en los proyectos a cambio de un porcentaje y luego acceden a nuevas rondas de inversión. Hoy también soy parte de Embarca, aceleradora local que apuesta por startups.

¿Cómo operan desde Embarca?

Además de invertir en empresas tecnológicas, trabajamos con compañías tradicionales enfocadas en mejorar sus procesos y resultados.  

Lo que hacemos con las startups es aplicable a cualquier empresa. Hace unos años, el mercado se comportaba de manera más predecible, la tecnología no era tan relevante y los planes estratégicos a largo plazo funcionaban. Hoy todo eso ha cambiado, es necesario trabajar con metodologías ágiles e innovadoras, reevaluar cada paso y adaptarse a nuevas condiciones. Situaciones como la pandemia, la irrupción de la inteligencia artificial y los cambios sociales, políticos y económicos impactan en cada decisión.

Una de las metodologías que aplicamos es OKRS (objetivos y resultados clave), utilizada por grandes compañías como Google, Spotify o Netflix. Esta herramienta propone setear la estrategia empresarial a largo plazo con soluciones a corto plazo, sin perder el foco en la actualidad.

¿Con qué tipos de empresas trabajan?

Dentro de las empresas tradicionales trabajamos con bodegas, estaciones de servicio, cadenas de farmacias, agencias de Marketing, consultoras de RR HH, entre otras. También estamos vinculados con el grupo Vistage y buscamos involucrarnos con organizaciones como el CEM, a donde confluyen las empresas.

¿Cómo recibiste el premio Joven Destacado del CEM?

Realmente fue una grata sorpresa. No había pensado en postularme y Matías Benegas, uno de mis socios, me animó a hacerlo como una forma más de vinculación con el sector empresario. Fue un gran honor integrar la terna con colegas a quienes respeto mucho.

Este reconocimiento está alineado con mi visión, creo que lo importante es que abre nuevas puertas, genera conversaciones con otros actores del ecosistema emprendedor y ayuda a posicionar las empresas que integro. Lo tomo como un premio a los equipos y al trabajo que realizamos en conjunto.

Personalmente, confío en el potencial de Mendoza, en su talento y todo lo que ha por hacer en la provincia. Veo que entre los jóvenes algo está sucediendo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias