martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº5125
Advertisement

Vinos | 21 mar 2024

Giro en la vitivinicultura argentina: el INV aprobó la producción y venta del “Vino sin alcohol”

Los consumidores van a poder ir a las góndolas o vinotecas y encontrar vinos con poco o nada de alcohol, a tono con las nuevas tendencias en el mundo.


Las nuevas autoridades del Instituto Nacional de Vitivinicultura aprobaron como una práctica enológica lícita y permitida la de “Desalcoholización del Vino”. Es decir, quitarle al vino grados de alcohol hasta dejarlo prácticamente sin ese elemento.

De esta práctica, según establece el INV en la Resolución 5/2024 que fue publicada en el Boletín Oficial, surgirá un nuevo producto que seguirá llamándose vino, pues se incorpora al Artículo 17 de la Ley General de Vinos 14.878 como “Vino Desalcoholizado” o “Vino sin alcohol”, al producto obtenido por desalcoholización del vino que presenta un contenido alcohólico menor a 0,5%.

Usualmente los vinos normales, los que conocemos hasta ahora, tienen un contenido de alcohol que fluctúa entre 11 y 14%.

Para tomar esta decisión, el titular del INV, Carlos Raul Tizio Mayer, se escuda en que una resolución de 2012 de la Organización Internacional del Vino (OIV) admite la “desalcoholización del vino” por medio de técnicas separativas solas o combinadas, hasta un 20%, en un “procedimiento que permite reducir un contenido excesivo de etanol del vino”.

El propio INV, en 2018, ya había aprobado la práctica enológica de desalcoholización parcial del vino, pero había quedado a medias, incorporando la categoría “Vino parcialmente desalcoholizado”, es decir bajo de alcohol. En ese caso, se permitía que el contenido de alcohol sea reducido, pero hasta un pico de 5%.

Ahora las normas internacionales evolucionaron y la OIV define como “bebida obtenida por desalcoholización de vino” a aquella que luego de ser sometida al tratamiento de extracción de alcohol resulta con un grado alcohólico volumétrico entre 0,0 y 0,5%”.

El INV justificó que el vino sin alcohol ya es reconocido por legislaciones de los Estados Unidos, Chile, Sudáfrica, China, Australia y Nueva Zelandia.

Por otro lado, un Reglamento de la Unión Europea estableció que a partir del 8 de diciembre de 2023, para los vinos Cosecha 2024, se incorpore obligatoriamente la lista de ingredientes e informe nutricional del producto en el marbete de aquellos productos importados, “lo que motiva al mercado vitivinícola actual a innovar, desarrollar e incorporar nuevos productos que contengan menor graduación alcohólica”.

De allí la decisión tomada por el nuevo gobierno libertario: Por un lado ratifica que habrá una categoría para el “vino parcialmente desalcoholizado”, cuand el contenido de alcohol baje 20%. Pero al mismo tiempo agrega la categoría de “Vino son Alcohol” cuando el contenido no supere 0,5%.

“Establécese que el Vino con Corrección de Alcohol (Reducción del contenido alcohólico), Vino Parcialmente Desalcoholizado, Vino Desalcoholizado o Vino Sin Alcohol y el volumen de la mezcla hidroalcohólica y su grado alcohólico absoluto, deberán permanecer separados del resto de los productos existentes en el establecimiento vitivinícola y serán considerados como un agrupamiento independiente a los efectos de su fiscalización”, indicó la resolución, que además dispone que la mezcla hidroalcohólica obtenida de esos procesos podrá tener como destino destilería o fábrica de vinagre.

Por otro lado, la Resolución 6/2024 publicada en el Boletín Oficial, que apunta también a buscar nuevos clientes para el vino local, define la creación de nuevas categorías de “Vinos Livianos” o “Vino Cosecha Temprana” para aquellos productos cuyo contenido alcohólico esté comprendido entre 5% y el 11,5% de alcohol total.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias